Las Provincias

Los estancos alertan de la falta de tarjetas de metro y autobús

  • Los comercios critican que los turistas no han podido comprar bonos por la falta de previsión de la Conselleria de Obras Públicas

Muchos de los turistas que en estas últimas semanas han querido conocer Valencia usando el transporte público se han quedado sin poder comprar las tarjetas mobilis. Esa es la denuncia que lanzan los estancos valencianos, después de sufrir las críticas de los turistas. Según detallan los propietarios de estos establecimientos, «no nos han distribuido las tarjetas que se tienen que comprar para poder hacer las recargas o incluir tanto metro, bus, como para iniciar el servicio de Valenbisi».

Esta situación les está generando preocupación, «puesto que se supone que es el mes que llegan los estudiantes que viven en los pueblos y se encuentran con la situación de que no nos quedan tarjetas», comenta José Luis Peiró, vendedor de un estanco situado en la avenida de Blasco Ibáñez.

Añade que «no podemos entender cómo siendo inicio del curso, que es también cuando los alumnos vienen a comprar estos bonos, y nos han dejado sin suministro».

Peiró detalla que llegó a pedir 90 tarjetas «y sólo me pudieron dar 30 y se han acabado de inmediato».

En la zona centro de la ciudad la situación es peor, porque «recibimos la visita de muchos turistas y tendríamos que tener más cantidad para poder atender a las demandas», comenta Miguel Nuñez, que regenta un estanco de la calle de la Paz.

Desde la empresa distribuidora argumentan que no les han llegado tarjetas de la Conselleria de Obras Públicas y, por eso, no se han podido repartir más unidades.

Versión oficial

En la Conselleria de Obras Públicas, reconocieron ayer el problema existente. Matizaron que se trata de un tema «puntual». E indicaron que «ha coincidido, por un lado, con una mayor afluencia de turistas este verano, respecto a otros años y la demanda de tarjetas ha sido mayor».

También comentaron que, además, durante el mes de agosto la empresa que realiza el suministro cierra por vacaciones.

En la Conselleria de Obras Públicas añadieron que «la escasez se ha producido en establecimientos puntuales de la ciudad». Incluso aseguraron que se estaba solucionando y que en una semana estaría el tema «normalizado».

Sin embargo, desde el estanco de la calle de la Paz, explican que la falta de suministro se viene produciendo desde el 20 de agosto. «Incluso estos días han venido desde la Agencia de Turismo para preguntarnos qué estaba pasando con las tarjetas de transporte porque los turistas se estaban quejando».

Otro comerciante, José Luis Aliaga, con local en la calle Moratín, aseguró que «llevamos diez días sin recibir tarjetas de metro, bus, que se pueden recargar para bicis. Nos lo piden los extranjeros y les tenemos que decir que no podemos ofrecerles el servicio». Nuñez añade que «estamos dando una mala imagen de la ciudad. Hablamos de apostar por un transporte sostenible y los turistas se enfadan con razón porque no podemos venderlas».