Las Provincias

El informe sobre el Parque de Cabecera acusa al PP de negligencia en la expropiación

  • El Ayuntamiento pagará 18,2 millones por dos parcelas en lugar de 961.189 euros debido al retraso en el pago a las dos empresas afectadas

valencia. El Ayuntamiento pagará 17,32 millones de euros más de lo previsto por dos expropiaciones en el Parque de Cabecera debido a una «negligencia política» del anterior gobierno municipal, según aseguró ayer el concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, tras una junta de gobierno donde se dio cuenta de las conclusiones del informe encargado antes del verano.

En síntesis, las arcas municipales debían haber desembolsado 961.189 euros por sendas expropiaciones de terrenos propiedad de Alquería Dolores S.A., empresa vinculada a la familia Cotino, así como otra de Mercedes Trenor y otros. En su lugar, el coste ascenderá a 18.286.213 euros. La enorme diferencia se debe a la retasación pedida por los dueños, a la vista de que pasaban los años y el Consistorio no pagaba nada.

Sarrià dijo que no se ha podido probar intencionalidad en la falta de decisión para llevar a la junta de gobierno los expedientes. Ante esa situación, el Consistorio enviará todo el expediente al Tribunal de Cuentas, para que actúe de oficio si procede o lo envíe a la justicia ordinaria. Podría darse la circunstancia, aseguró, de que se determinen incluso responsabilidades económicas de los ediles afectados, que deberían prestar declaración.

Pero eso entra de momento en el terreno de las posibilidades. Sarrià citó a Francisco Lledó como responsable de Expropiaciones, a Silvestre Senent como edil de Hacienda, Alfonso Grau al ser responsable del área Económica y Miquel Domínguez, delegado encargado de confeccionar el pasado mandato el orden del día de la junta de gobierno.

Lo que sí está claro, indicó leyendo el informe, es que los técnicos municipales quedan exonerados de cualquier responsabilidad, al probarse documentalmente que los servicios informaron en tiempo y forma de que se agotaban los plazos y debían pagarse las expropiaciones.

El Parque de Cabecera está formado por 125 parcelas y en ninguna otra se produjo esta circunstancia, comentó Sarrià. La empresa Aumsa inició en 1997 el proyecto de expropiación, que se valoró un año después en 3.657.260 euros.

La parcela propiedad de Alquería Dolores S.A. se tasó en 687.517, de los que se abonó una cantidad anticipada para poder ocupar los terrenos. Tras los recursos en el Jurado Provincial de Expropiación, la compañía avisó varias veces al Consistorio de que pediría la retasación, ofreciendo incluso cobrar a plazos. Esto no se produjo y una sentencia del Tribunal Superior de Justicia obligó a pagarles 4.157.722 euros.

En el otro caso, la primera tasación fue de 273.672 euros y se nuevo arrancó un proceso de espera y nuevas valoraciones, que acabó con una demoledora sentencia del Tribunal Supremo a favor de Mercedes Trenor y otros por valor de 14.128.491 euros. Este fallo ha sido recurrido para ganar tiempo y no condicionar tanto el Presupuesto municipal. Sarrià añadió que quedan por pagar 8.621.000 euros.

Si la Administración no paga en dos años, los afectados pueden pedir la retasación, que se ha elevado tanto porque los terrenos pasaron de ser de no urbanizables a urbanos, lo mismo que pasó con el entorno. Entonces, los índices para la expropiación se disparan.