Las Provincias

La juez ve indicios de delito económico en las obras de la plaza de toros de Xàtiva

  • La titular del Juzgado que lleva la instrucción de este proceso decide abrir pieza separada por posibles sobrecostes de cinco millones de euros

El juzgado número 1 de Xàtiva ha decidido abrir una pieza separada en el proceso de la plaza de toros de la localidad al ver indicios de delitos económicos con los sobrecostes de las obras y esclarecer si se cometieron delitos como malversación de fondos públicos. Así lo ha dado a conocer el secretario general del PSPV de Xàtiva, Roger Cerdà, cuyo partido se personaba como acusación popular en 2013 en el proceso penal iniciado contra el arquitecto municipal en el que se analizaba el tipo de delito que pudiera haber en el procedimiento de adjudicación del contrato de construcción y remodelación de dicho edificio.

La magistrada que lleva la instrucción atiende así la petición que realizaron los socialistas de abrir esta pieza, a la par de presentar una prueba pericial en la que se ponía de manifiesto que, más allá de las irregularidades que pudieran darse en el procedimiento de adjudicación, había también anomalías en el desarrollo de la obra, en concreto en el sobrecoste. Cabe recordar que las obras se licitaron en 6 millones de euros y el coste final creció hasta los 11 millones.

Y es que el Ayuntamiento adjudicó el proyecto sin contar con el informe de Patrimonio, que es preceptivo para este tipo de actuaciones. Dicho informe requería conservar las graderías originarias y que la obra no ocultara la construcción original. A raíz de ello se tuvo que modificar el proyecto, existiendo dos informes. Uno que realizó la empresa, que no se trata como un modificado, sino en el que los requerimientos de Patrimonio nada más suponían incrementar el coste en un 10% en anular fases como la de la instalación de la cúpula. El otro informe es del arquitecto municipal sobre otro modificado que va a subir el coste en 4,4 millones más.