Las Provincias

Fomento cambia el túnel de la estación para mantener las torres del Parque Central

Figuración de las dos torres de Giorgeta, en una imagen de la sociedad Parque Central. :: lp
Figuración de las dos torres de Giorgeta, en una imagen de la sociedad Parque Central. :: lp
  • El Gobierno negocia con el Ayuntamiento colocar los andenes en una única planta subterránea para abaratar las obras ferroviarias pendientes

valencia. El Ministerio de Fomento presentó ayer una alternativa al Ayuntamiento para encajar el llamado canal de acceso, el túnel que irá desde el bulevar sur hasta la futura estación Central, de tal manera que permita la construcción de dos torres de viviendas de 25 plantas cada una. El diseño conocido el pasado marzo impedía una de ellas en la zona de Giorgeta.

El concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, indicó ayer que en la reunión no se habló de la parte económica, costes ni financiación, mientras que también está pendiente determinar si tiene encaje en el diseño un colector de aguas residuales en Giorgeta, sobre todo por la cota de la infraestructura.

Aún así, el encargo el pasado mes de julio del estudio de una alternativa para construir en una planta la estación subterránea y hacer la obra por fases (canal de acceso, estación y túnel pasante), ha empezado a dar resultados. Sarrià consideró prematuro hablar de un acuerdo, para indicar que la preocupación principal del Consistorio era que la propuesta de Fomento pueda adaptarse al planeamiento urbanístico.

En ese contexto, la construcción de cuatro torres de viviendas, dos en la parte de Giorgeta y otras dos en la de Germanías, se considera fundamental para la financiación de las obras. Los ingresos por la venta de solares edificables son parte troncal de todo el proyecto, que de momento se financia con préstamos pagados por las administraciones socias. El Ayuntamiento, por ejemplo, pagará ocho millones de amortización el próximo año.

El estudio de costes determinará la viabilidad de la iniciativa de Fomento, que se olvida del proyecto original de César Portela de una estación subterránea en dos plantas de sótano, una para AVE y larga distancia y otra para Cercanías, que ha pasado a una planta para ahorrar parte del millonario coste.

Una de las voces que se ha posicionado en contra de esto ha sido la de la propia autora del Parque Central. La paisajista Kathryn Gustafson pidió hace unos meses que se descartara la planta única y otros cambios, para reducir su afección a la zona verde.

El gobierno municipal quiere ver más documentación de Fomento antes de decidir si rechaza esta opción, aunque Sarrià matizó que tampoco se ha resuelto el acceso a los vestíbulos, sin que afecte a más edificios de viviendas previstos. En todo caso, la situación de práctica paralización del Gobierno hace que todo se ralentice. El túnel pasante es algo que compete sólo al Ministerio de Fomento, fuera del convenio del Parque Central, aunque sectores tan importantes como los contratistas de obra pública han pedido que se le dé prioridad para evitar el cuello de botella del túnel de Serrería.

Dentro de unas semanas se ha previsto otra reunión de la comisión que estudia las alternativas, señaló el concejal Sarrià. Mientras se negocia el diseño para finalizar la infraestructura ferroviaria, la sociedad Parque Central prosigue con el ajardinamiento de la primera fase, un 40% de la superficie total, gracias a una inversión de unos 15 millones.

Una de las últimas fases de esta obra ha sido la descontaminación de unas parcelas situadas junto a la calle Filipinas, donde se habían filtrado sobre todo hidrocarburos y grasas. La empresa contratada ha trasladado a vertederos un total de 16.179 toneladas de tierra.

Tras este trabajo podrá iniciarse el tendido de canalizaciones subterráneas en buena parte del parque. Hasta ahora, lo más visible ha sido la rehabilitación de un conjunto de naves y la construcción de dos muelles de carga, todos destinados para equipamientos públicos y servicios del propio jardín. El arbolado se cuida en viveros a la espera de que empiece la plantación en las diferentes zonas. La previsión es que el parque abra en la primavera de 2017.