Las Provincias

La Generalitat asume la tutela sin visitas familiares

Un grupo de menores en el patio de un centro de la Generalitat en Castellón. :: txema rodríguez
Un grupo de menores en el patio de un centro de la Generalitat en Castellón. :: txema rodríguez
  • La menor será sometida en los próximos días a entrevistas y evaluaciones de especialistas

Una vez concluido el trabajo policial, comienza ahora la labor psicológica y social con la niña: evitar que sufra secuelas tras una infancia quebrada, buscarle un adecuado entorno familiar y conseguir que salga adelante a nivel educativo.

De momento, la Generalitat Valenciana ha asumido su tutela «por vía de urgencia», como confirmaron fuentes de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas. Una de las medidas adoptadas por los técnicos del departamento de menores que la asiste es que no pueda ser visitada por sus familiares. Mientras, los profesionales del centro valenciano donde ha sido trasladada «están estudiando su situación personal y entorno para tomar la decisión más adecuada en cuanto a su futuro», añadieron.

En este punto se abre la posibilidad de que permanezca con otros parientes ajenos a los implicados en el caso, con una familia de acogida no biológica o bien podría seguir en centros de la Generalitat junto a otros menores en situación de desamparo.

Al mismo tiempo, la menor será sometida en los próximos días a entrevistas y evaluaciones de especialistas. Intentarán determinar si los abusos y agresiones durante los seis meses en los que fue prostituída han dejado alguna mella psicológica en ella. Si se aprecian secuelas de esta índole, la pena a la que se enfrentarán los tres arrestados podría ser aún mayor y acarrear indemnizaciones.

En la Comunitat hay casi 4.000 menores tutelados por la Generalitat. Son niños que han sido apartados de sus familias biológicas por sufrir malos tratos, abusos sexuales o falta de cuidado. También otros que han sido abandonados por sus padres, algunos de ellos nada más nacer. Al igual que la niña prostituída, algo más de 1.100 residen en centros de protección.