Las Provincias

Los comerciantes reclaman «voluntad política» para que el recibo del IBI baje en 2017

Zona comercial de la calle Colón y plaza de los Pinazo. :: jesús signes
Zona comercial de la calle Colón y plaza de los Pinazo. :: jesús signes
  • Cecoval, que espera presentar su propuesta en la próxima comisión de Hacienda, estima que la rebaja beneficiaría a más de 1.200 tiendas

Según los datos que maneja la Confederación de Empresarios del Comercio Valenciano (Cecoval), un total de 1.266 comercios podrían beneficiarse de la rebaja del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) si el tripartito acepta elevar de 250.000 euros a un millón de euros la barrera del valor catastral a partir de la cual se aplica el alza del 40% fijada para este año.

De ahí que insistan en reclamar al equipo de gobierno que encabeza Joan Ribó «voluntad política» para acometer esa reducción en el tributo urbano. Y es que la resistencia del alcalde a bajar el IBI el próximo año, tal y como quedó reflejada en la reunión del tripartito celebrada en El Saler la semana pasada, ha generado preocupación entre los comerciantes de la ciudad.

«Si hay voluntad política, es posible revisar el corte del valor catastral», indicaron fuentes de la organización que preside Isabel Cosme que también reconocen «el delicado momento» que se vive en la economía por el «inmovilismo político» y el impacto negativo del IBI. No obstante, insisten en seguir los «pasos correspondientes, por lo que ahora toca trasladar su propuesta a la nueva portavoz municipal del PSPV, Sandra Gómez. Además, está previsto que asistan a la próxima comisión de Hacienda.

Así, los representantes de Cecoval trasladaran la petición para que el umbral se eleve hasta el millón de euros en las próximas ordenanzas fiscales que se negocian actualmente. Sobre este tema, hay discrepancias en el tripartito, pues aunque el concejal de Comercio -y miembro de Compromís-, Carlos Galiana, sí que se ha mostrado partidario de reducir la subida (sin concretar cifras), Ribó la descarta al entender que el IBI del cap i casal es menor al que se aplica en otras grandes ciudades.

Hasta los 500.000 euros

Mientras, en el grupo socialista, el edil de Hacienda, Ramón Vilar, sí que se ha decantado por mover el umbral del valor catastral hasta los 500.000 euros de forma que se excluyera al pequeño comercio.

El incremento del IBI este año fue uno de los asuntos que propiciaron más críticas al gobierno municipal, especialmente desde las asociaciones de comerciantes, las más afectadas por una subida media del 36% afectó a 5.000 negocios.

Tanto el PP como Ciudadanos se sumaron a la petición de los comercios para que Ribó reduzca el IBI. «Los autónomos y los pequeños y medianos comercios son la base de la economía local y desde el gobierno municipal se les debería ayudar, en lugar de perjudicarles», dijo el portavoz del grupo popular, Eusebio Monzó, hace unas semanas.