Las Provincias

Reparan la estación de bombeo de Gasco Oliag afectada por residuos

valencia. El Servicio del Ciclo Integral del Agua inició ayer las obras de mantenimiento de la estación de bombeo de aguas residuales de la calle Gascó Oliag, que se prolongarán durante toda la semana debido a la alta acumulación de residuos. Principalmente se trata de solucionar los problemas derivados de la presencia de toallitas higiénicas que se vierten al inodoro, algo que prohíbe expresamente la ordenanza municipal de saneamiento para evitar este tipo de reparaciones y gastos innecesarios.

Según el Ayuntamiento de Valencia, se pretende «evitar que con las lluvias de otoño se colapse y se produzcan inundaciones y deterioros en la estación y en la red de saneamiento». Así lo indicó Vicent Sarrià, concejal responsable del área.

La estación de bombeo de la calle Gascó Oliag tiene como misión la elevación del caudal aportado por el colector del barrio de Benimaclet, procedente de aguas residuales urbanas y aguas de pluviales por episodios lluviosos. Cuenta con un conjunto de bombas destinadas a la evacuación de aguas pluviales y residuales que vierte al colector de la avenida de Suecia. Desde allí son transportadas a través de la red de colectores de la ciudad hasta la estación de Pinedo para su depuración y posterior vertido.

La estación necesita un mantenimiento periódico que consiste, esencialmente, en la limpieza de los pozos y de las bombas que, con el tiempo, se llenan de sedimentos y elementos nocivos como las toallitas que se depositan desde las viviendas a través de inodoros y terminan por atascar los equipos de bombeo.