Las Provincias

PSPV y Compromís gobernarán juntos en Paterna a un concejal de la mayoría absoluta

La foto de familia de las dos formaciones, ayer tras la firma del pacto. :: lp
La foto de familia de las dos formaciones, ayer tras la firma del pacto. :: lp
  • El acuerdo de gobierno, que buscará apoyos «progresistas» y no alternará la alcaldía, se cierra pese al «escollo» aún abierto de Puerto Mediterráneo

El gobierno en minoría de Juan Antonio Sagredo se transformó ayer en bipartito. Quince meses después de las elecciones, PSPV y Compromís firmaron el llamado 'Acuerdo del Batán' para iniciar una nueva andadura política de la mano.

La escenificación del acuerdo, cerrado durante la madrugada del día anterior, se produjo entre sonrisas y con la esperanza de que se integren el resto de «fuerzas progresistas», ya que el nuevo equipo se queda a un sólo concejal de la mayoría absoluta, al sumar 12 de los 25 ediles que conforman el pleno.

La noticia pilló por sorpresa a algunos y confirmó las sospechas de otros, que sabían del regreso de las conversaciones durante el verano. El alcalde Juan Antonio Sagredo y el portavoz de Compromís, Juanma Ramón, tildaron el acuerdo de «positivo» al traer «estabilidad» a Paterna con un gobierno «reforzado».

Ambos portavoces recordaron los dos «escollos» que impidieron forjar el pacto nada más terminar las elecciones. Al proyecto de la Zona Franca «se le dio carpetazo y el expediente se cerró», resaltaron. Sin embargo, el que fuera el otro obstáculo insalvable, Puerto Mediterráneo, sigue todavía en curso.

Trabajo hecho

En este punto, ambos representantes dejaron la pelota en el tejado de la Conselleria. El líder de Compromís, Juanma Ramón, resaltó que «lo que falta no depende de una decisión municipal. Desde nuestra formación se han hecho todas las gestiones que se tenían que hacer, pidiendo expedientes y aclaraciones. El trabajo por nuestra parte está hecho». «No podemos esperar más por los delirios de un promotor británico», añadió.

Juan Antonio Sagredo fue más suave a la hora de señalar que «lo que decida la Generalitat habrá que aceptarlo». Lo que ninguno aclaró es cuál será la postura oficial municipal si, finalmente, el proyecto del macrocentro comercial y de ocio sale adelante. Juanma Ramón no quiso sacar «la bola de cristal» para responder a esta pregunta.

El 'Acuerdo del Batán' recoge cuatro gruesos ejes trabajo: Poner en el centro a las personas y sus derechos sociales, Creación de empleo y desarrollo sostenible, Buen gobierno, transparencia y participación ciudadana y Fomento de las tradiciones, la cultura y el fuego.

Si bien, Sagredo detalló que el 'caballo de batalla' más inmediato será ponerse a trabajar para sacar adelante los presupuestos del próximo año. Pero primero las asambleas del PSPV y Compromís, que se reunirán este jueves, deberán ratificar el acuerdo. Los cambios del nuevo gobierno se llevarán al pleno ordinario de septiembre. El acuerdo, abierto «al resto de grupos progresistas» (Paterna sí Puede y Esquerra Unida), no contempla la alternancia de la alcaldía y reparte al 50% las tenencias.

En concreto, el teniente de alcalde de Desarrollo Humano y Políticas Inclusivas será Juanma Ramón (Compromís); la de Infraestructuras y Seguridad, Nuria Campos (PSPV); el de Urbanismo, Medio Ambiente y Economía Local, Carles Martí (Compromís); la de Ciudadanía, Tradiciones, Cultura y Fuego, la socialista Eva Pérez; la de Buen Gobierno y Transparencia, Neus Herrero, de Compromís; y el de Protección y Derechos de la Ciudadanía, Julio Fernández, del PSPV.

Por su parte, la edil de Compromís Carmen Gayá asumirá la Concejalía de Gestión, Promoción Lingüística y Patrimonio Cultural; la también representante de Compromís María Dolores Guillén se encargará del área de Salud Ambiental; la socialista Paqui Periche de Cultura y Fuego, Turismo y Archivo; Santiago Lucas (Compromís) del Portal de Transparencia; y el socialista José Manuel Mora asumirá Educación, Deportes y Juventud.

En materia de recursos, el alcalde señaló que el gasto «se quedará prácticamente igual» y que, para ello, «habrá sacrificios por parte de todos».

Respecto a su año de gobierno en solitario, Sagredo resaltó que el 80% de las medidas «que se han llevado al pleno han salido adelante y que el 60% lograron unanimidad». De ahí que confía en que los presupuestos de 2017 puedan salir adelante «sin más problemas». Al término de la firma, desde Paterna sí Puede señalaron que «primero tenemos que conocer el acuerdo programático» y mostraron dudas respecto a cuál será «la solución y la postura municipal con Puerto Mediterráneo» y en «cuánto aumentará el gasto» con las nuevas incorporaciones. También reclamaron la auditoría en Gespa «que pedimos el año pasado».

El PP señaló que el pacto, que muestra «la incapacidad de Sagredo de sacar adelante la gestión municipal tras un año de despropósitos» y el «ansia de poder de Juanma Ramón», «le sale caro a Paterna». Ciudadanos también desaprobó el acuerdo. «Nos parece fatal. Ya hemos visto en varios ayuntamientos este tipo de pactos y son un desastre».