Las Provincias

La mejor paella se hace en Córdoba

Asistentes al concurso internacional, organizado en el Paseo de la Estación de Sueca. :: lp
Asistentes al concurso internacional, organizado en el Paseo de la Estación de Sueca. :: lp
  • Pepe Sanchis y su hijo José Miguel, el más joven del certamen, destacan que el secreto está «en sofreír bien la carne»

«Un trocito de Valencia». Así describe Pepe Sanchis su restaurante cordobés, que se define como «la mejor arrocería de Andalucía» en su web. No iban muy desencaminados cuando eligieron semejante cartel de bienvenida. Tras quedarse en 2006, 2012 y 2014 a las puertas de la gloria (segundos y terceros premios) Casa Pepe Sanchis consiguió alzarse ayer con el máximo galardón del Concurso Internacional de Paella Valenciana de Sueca. No es poca cosa, pues supone que su creación es la mejor del mundo.

Gran parte del mérito es de José Miguel Sanchis, su hijo, que hizo de cocinero con el asesoramiento experto del padre. Un chaval que sin haber cumplido los 18 años -el más joven de los participantes- ya ha demostrado que puede batirse con los restauradores más reputados. Al menos en lo que a arroces se refiere.

«Al estar fuera de nuestra querida Comunitat Valenciana, cualquier premio o reconocimiento que nos distinga por acordarnos de nuestra tierra o por contribuir a la difusión de la paella es para nosotros muy grande», explicaba ayer el propietario y fundador del negocio.

Desde 2008 hace las delicias de sus comensales. Por veinte euros cualquiera puede disfrutar de un menú valenciano, salpicado de entrantes típicos y coronado por el plato principal. No hace falta decir cuál es. «Cuando entras en la arrocería enseguida piensas 'ja estic a casa'», destaca en referencia al ambiente que impregna el local.

José Miguel no sólo puso las manos. También el alma. «Yo pensaba en retirarme, en no presentarme otra vez, pero fue él quien insistió en volver con los mejores», continúa Pepe, que no puede ocultar el orgullo por la destreza de su hijo, que prevé cursar estudios de gastronomía y ya lleva tiempo ayudando con los arroces en el restaurante.

En cuanto al secreto para conseguir una paella excelente, destaca la importancia de «sofreír bien la carne, sin prisas, y de no pensar en premios ni en competiciones», añade este vecino de Manises que se trasladó en 2006 a Andalucía. El motivo es fácil de comprender: su mujer es cordobesa. Tras hacer noche en la capital de la cerámica artesanal, ayer partieron de vuelta a casa. Y esta vez con el primer premio bajo el brazo, que no tardará en anunciarse en la web del restaurante a modo de reclamo, sabedores los dueños del tirón que supone para los amantes de la buena gastronomía.

El segundo premio fue a parar a Madrid, concretamente al restaurante Compass Group del Congreso de los Diputados, gracias a las manos expertas de los cocineros Arturo Giroy y Valentín Rodríguez. El podio lo completó José López Cordón, de La Paella Ibérica de Francia.

Además del prestigio, los tres ganadores se llevan 2.500, 1.500 y 1.000 euros respectivamente. En cuanto al resto de reconocimientos, la mejor elaboración extranjera fue la de Simply Spanish Tapas Bar de Melbourne, mientras que en la categoría autonómica se lo llevó Casa La Pepa, de Valencia. Restaurant el Nano de Sueca se quedó el otorgado a nivel local. En la final del certamen, que va ya por su 56º edición, se dieron cita 36 participantes.