Las Provincias

Grezzi advierte al Consell de que el bono único depende de la compensación para la EMT

Parada de la EMT en el centro de Valencia. :: jesús signes
Parada de la EMT en el centro de Valencia. :: jesús signes
  • La Generalitat afirma que una comisión decidirá el reparto de los ingresos a las empresas y mantiene que el nuevo billete se aprobará a finales de año

Un día después del acto presidido por el jefe del Consell, Ximo Puig, donde se anunció un bono único con transbordo para la EMT, Metrovalencia y Metrobús, el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi, condicionó el apoyo del Ayuntamiento a esta medida a un acuerdo sobre la financiación. La previsión es que a finales de este año se ofrezca la nueva tarifa a un millón y medio de potenciales usuarios, residentes en el cap i casal y su área metropolitana. Esa estimación queda ahora en el aire.

«Estamos contentos con el anuncio, pero ahora hay que ver cómo se reparten los ingresos y cómo se compensan las posibles pérdidas para la EMT», señaló tras la presentación de la Semana de la Movilidad, una serie de jornadas que se celebrarán del 14 al 22 de este mes.

El llamado Bono Transbordo AB es fruto de un acuerdo entre la Generalitat y la Diputación, quienes deben dotar de una partida presupuestaria a la nueva tarifa, según los argumentos dados por Grezzi. El edil citó como ejemplo lo que ocurre en Barcelona, donde este tipo de billetes de carácter metropolitano están implantados y las empresas reciben una compensación a cambio.

Los matices puestos por el delegado de Movilidad al anuncio del presidente Puig se acentuaron más si cabe al conocerse que el gobierno municipal tripartito no envió ningún representante al acto celebrado el miércoles por la Generalitat, donde acudieron miembros de 40 consistorios y el presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, institución que pondrá un millón de euros para el nuevo bono de transporte.

Fuentes de la Conselleria de Obras Públicas confirmaron esta ausencia, aunque no quisieron darle más relevancia. Precisaron que desde la Subdirección de Transporte se realizaron contactos con los operadores de transporte afectados hace varios meses, y que la EMT designó una representante para la comisión que decidirá sobre «los aspectos técnicos, operativos y económicos» de la implantación del bono.

Pese a las reticencias de la compañía de autobuses de Valencia, las mismas fuentes se reafirmaron en el calendario dado por Puig. A finales de este año estará aprobada la nueva tarifa, sin necesidad a esperarse a las de 2017.

Para ello, comentaron, no será necesario esperar a la creación de la Autoridad Metropolitana del Transporte, que estará en vigor desde el 1 de enero. Grezzi recordó que por parte del Ayuntamiento ya se ha dado el visto bueno a la delegación de competencias necesarias para esta nueva institución.

En cuanto a la compensación que debe recibir la EMT, las cifras están todavía por definir, aunque el delegado señaló a preguntas de LAS PROVINCIAS que el coste medio por viaje es de 1,50 euros. Todos los billetes que están por debajo de ese precio están subvencionados, lo que ocurrirá con seguridad con el Bono Transbordo AB.

El concejal del grupo popular Alberto Mendoza consideró que el gobierno tripartito ha puesto «en entredicho la adhesión» del Consistorio a la Red de Empresas de Transporte Metropolitano para el uso de un único bono de transporte. Dijo que el temor está fundamentado en «perder grandes sumas de dinero». El Ayuntamiento ha transferido este año 59 millones de euros a la EMT en concepto de subvención al transporte público, aunque el bono AB beneficiará a usuarios de 40 municipios, por lo que se espera una compensación en el reparto de ingresos.

«El concejal de Movilidad ha hecho ver su preocupación por este asunto y ha sugerido que para que este proyecto fuera viable se debería crear una entidad mancomunada que subvencionara este bono», planteó Mendoza. El edil señaló que llama «la atención que en la puesta en escena de ayer por parte de Generalitat y la Diputación con alcaldes no se encontrara el de Valencia ni el concejal de Movilidad, ni ningún representante del Consistorio».