Las Provincias

Dos de los ventiladores del centro de salud de San Marcelino. :: lp
Dos de los ventiladores del centro de salud de San Marcelino. :: lp

El ambulatorio de San Marcelino pasa el verano con ventiladores

  • Sanidad instalará el lunes dos enfriadoras y los empleados amenazan con acudir a Inspección de Trabajo al registrarse lipotimias en el centro

valencia. Ventiladores, abanicos, aparatos de aire acondicionado portátiles y hasta lipotimias. Este ha sido el día a día en el centro de salud de San Marcelino durante el verano. A principios de julio, una avería en el sistema de refrigeración dejaba a esta instalación sanitaria pública sin aire acondicionado, una situación que se extendió durante todo el mes, agosto y que se ha agravado especialmente durante esta última ola de calor de septiembre. Fuentes del ambulatorio explicaron ayer que los aparatos de refrigeración ya habían sufrido averias previas, pero que a principios de julio empezó a fallar de forma constante. «Han venido varias veces a repararlo, pero no han solucionado el problema en todo el verano», apuntaron fuentes del Sindicato Médico de la Comunitat (CESM-CV).

Indicaron, además, que la intensa ola de calor con la que ha comenzado el mes de septiembre ha agravado más la situación si cabe, pese a que los trabajadores han tratado de paliarla con varios ventiladores y aparatos portátiles de refrigeración. Incluso, despojándose de las batas para hacer más llevadera la situación o dejar la puerta abierta del ambulatorio.

En esta línea, advirtieron de que se han llegado a registrar hasta lipotimias en pacientes mientras esperaban a ser atendidos debido a las altas temperaturas. Los asistentes a la consulta del médico, por su parte, escogían el asiento en la sala de espera en función de la proximidad al ventilador e improvisaban abanicos con hojas de papel para hacer más llevadero el trance.

Sin embargo, han tenido que pasar dos meses para que se adopte la que, parece, puede ser una solución. «Nos han prometido que el problema se va a resolver el lunes, pero de no ser así acudiremos a la inspección de Trabajo para denunciar los hechos, porque nuestra función es velar por los pacientes pero también por los trabajadores sanitarios», indicaron desde el sindicato.

Inversión pública

Por su parte, desde la Conselleria de Sanidad indicaron que «tras sucesivos arreglos el equipo de aire acondicionado por parte de la empresa de mantenimiento, se ha comprobado que no contaba con la potencia necesaria para la superficie del centro, por lo que el departamento de salud ha adquirido unas enfriadoras nuevas, que han supuesto una inversión de 52.000 euros, y que comenzarán a funcionar el próximo lunes».

Los centros de salud valencianos ya generaron quejas el pasado mes de mayo. En ese momento, denunciaron la saturación de los ambulatorios, así como el estado de deterioro que presentan las instalaciones, situación que despertó las críticas de sindicatos y vecinos.

Hablaban de consultas de reducidas dimensiones, de escasa ventilación en algunos ambulatorios e incluso de casos en los que las consultas carecen de lavabo donde los profesionales se puedan lavar las manos. El sindicato médico, en ese momento, ya denunció que en torno a «uno de cada tres centros de salud necesita revisión y obras».