Las Provincias

Vecinos de Ciutat Vella de Valencia no quieren mármol en la remodelación de la plaza de la Reina

Zona de aparcamiento de taxis en la plaza de la Reina.
Zona de aparcamiento de taxis en la plaza de la Reina. / Carolina Amor
  • El Consistorio inicia la consulta con las asociaciones para definir los usos y redistribuir el transporte público

El tejido asociativo del centro histórico ya puede comenzar a coger bolígrafo y papel para hacer una lista de cómo les gustaría que sea en un futuro la plaza de la Reina. Y es que la concejalía de Movilidad Sostenible ya ha comenzado las reuniones participativas con vecinos y comerciantes de la zona para ver cómo quieren que sea la plaza más transitada de toda Valencia.

Esta misma semana la asociación Encajes Urbanos, a la que el Ayuntamiento de Valencia le ha confiado el proceso consultivo, ha iniciado la ronda de conversaciones con los agentes sociales del centro de la ciudad para conocer de primera mano qué servicios consideran necesarios para incluir en el rediseño de este espacio.

El primer colectivo que ya ha comunicado su 'lista de deseos' para el rediseño de la plaza de la Reina es la asociación de vecinos y comerciantes de Ciutat Vella.

Uno de los primeros requisitos que han querido dejar claro en su reunión, con recorrido incluido por la propia plaza de la Reina, es que no quieren que se utilicen losas de mármol para el suelo del espacio destinado para los peatones.

El presidente de esta entidad, Rafael Mampel, explica que «de ningún modo queremos que se emplee mármol, por muy noble que sea».

Sobre este aspecto, argumenta que «en la plaza de la Virgen se puso mármol y los vecinos vemos casi a diario cómo se producen resbalones y caídas. Los días que llueve esta zona se convierte en una pista de patinaje y hay que andar despacio para no caer. Y en algunos tramos de las aceras que desembocan en la plaza del Ayuntamiento, que son de mármol, también sucede lo mismo».

Añade que por las plazas de la Virgen y de la Reina, transita mucha gente mayor y representa un peligro el que puedan sufrir accidentes que son evitables poniendo un suelo adecuado». También recuerda que es la plaza que más turismo recibe «y es mejor evitar un material resbaladizo». En su lugar, el presidente de la asociación de vecinos y comerciantes de Ciutat Vella indica que «lo único que pedimos es que pongan un suelo antideslizante».

Otra de las sugerencias que ha lanzado este colectivo es que se haga una especie de retén multiusos para prestar servicios ciudadanos. «Sabemos que hay un retén nuevo de Policía Local en la calle Alta, pero hay que tener en cuenta que la plaza de la Reina es la más transitada, y podría haber algún agente». En este mismo punto, consideran necesario que se prestara «un servicio sanitario, para hacer una primera atención en caso de caídas o desmayos y un punto de información turística».

Y también ven con buenos ojos que se incluyeran urinarios públicos en la plaza de la Reina.

En cuanto al centro de la plaza, estos primeros vecinos consultados opinan que, una vez se eliminen las rampas del aparcamiento, «estaría bien que se reubicaran en este punto los puestos de l'escuraeta y, el resto del año, mercados medievales».

Rampas de acceso

También aportaron en este encuentro su opinión sobre los accesos al parking. «En la propuesta de los arquitectos figura la entrada por la calle de la Paz y la salida por la calle del Mar, pero pensamos que en este segundo punto se podrían producir atascos de vehículos. Como alternativa creemos que sería más idóneo por la calle San Vicente», añade Rafael Mampel.

Faltaría ver cómo acoge el equipo de gobierno esta última propuesta, porque supondría desviar los coches hacia la plaza del Ayuntamiento, cuando las últimas medidas que están aplicando buscan la pacificación del tráfico.

En cuanto al uso racional del aparcamiento, según Mampel, «hemos comunicado a la entidad que está haciendo las consultas que se podrían crear unas plazas para alquiler vecinal, de manera que fueran rotativas cada seis meses».

Tal como añade el presidente de la asociación de vecinos y comerciantes de Ciutat Vella, «los técnicos nos preguntaron cómo veríamos que se incluyera un carril bici en la plaza, y lo que dijimos es que si se pusiera, tendrían que limitar la velocidad para que los ciclistas vayan muy despacio porque es una plaza muy concurrida».

En el caso de la carga y descarga de los camiones en la plaza, estos vecinos han lanzado la idea de que «si se da más protagonismo a los peatones en la plaza, habría que buscar una solución para los transportistas. Se les podría dejar aparcar en solares próximos». Además, añade que desde el Consistorio se les ha indicado que estudian «reservar unas plazas en el parking para las furgonetas de reparto de paquetes o de entrega de compras de supermercado para que pudieran prestar el servicio por las tardes, porque la carga y descarga es sólo por la mañana y hasta las 11 horas».