Las Provincias

Las tortugas rompen el cascarón

fotogalería

Las primeras tortugas pasean por la playa para familiarizarse con la arena antes de ser devueltas al mar. :: irene marsilla

  • Medio Ambiente y l'Oceanogràfic trasladará los neonatos a la playa de les Palmeretes donde la madre desovó el pasado mes de julio

  • Los primeros 21 huevos eclosionan en la reserva natural de la Punta en El Saler

Las primeras tortugas bobas custodiadas en la playa de La Punta en el paraje natural de la Albufera ya han visto la luz. Comienza así el final de una historia que se inició el pasado mes de julio con la colaboración de una pareja de Sueca que, con una simple llamada al 112, ha posibilitado el nacimiento de estos animales marinos que se encuentran en peligro de extinción en las aguas del Mediterráneo. Asimismo, la portavoz de la asociación medioambiental Xaloc, Sara Sánchez-Quiñones, comunicó a la prensa que el pasado lunes a las ocho de la tarde, tras varios días escuchando movimiento en el nido a través del micrófono que tenían instalado, la tierra cedió y los primeros huevos eclosionaron, siendo a las 22 horas cuando la primera tortuga sorprendió a los voluntarios que allí se encontraban expectantes.

Un total de 21 crías de la especie 'caretta caretta' experimentaron durante la jornada de ayer su primer contacto con la arena ante la atenta mirada de voluntarios, coordinadores, medios de comunicación y representantes de la Conselleria de Medio Ambiente. Este recorrido se repetirá con el resto de neonatos que eclosionarán en las próximas horas.

No obstante, este proceso es lento y aún hay algunas que rezagadas, se hacen las «remolonas» por lo que será hoy o mañana cuando finalmente se exhume el nido para proceder a reunirlas con sus hermanas nacidas en l'Oceanogràfic hace poco más de dos semanas. La tarea de los voluntarios también se dará por finalizada tras tres semanas de intensa actividad repartida en turnos de ocho horas y que les ha servido para recapacitar sobre la importancia de convivir con estos animales.

Por otra parte, el técnico en recuperación de fauna marina de la Conselleria de Medio Ambiente, Juan Eymar, destacó que algunos ejemplares quedarán bajo la tutela del acuario valenciano para «engordarlas y ponerles una marca satelital para poder seguirlas», ya que según reiteró, se trata de un animal marino desconocido en cuanto a sus rutas migratorias.

Un final feliz

El ciclo se cerrará finalmente el próximo lunes cuando sean devueltas al mar en la misma playa donde desovó la madre, les Palmeretes de Sueca. Rut Roselló, la joven de 26 años que junto a su pareja encontró a la madre de estas pequeñas en esta playa, aseguró ser incapaz de asimilar todo lo que había sucedido gracias a su correcta actuación. Además, no se ha perdido ningún detalle de este proceso que «jamás olvidará».