Las Provincias

Paelleros en el paraje de San José de la Vall d'Uixó.
Paelleros en el paraje de San José de la Vall d'Uixó. / lp

Una jornada al aire libre sin llamas

  • El nivel tres de preemergencia prohíbe hacer fuego en paelleros exteriores autorizados que se encuentren en un entorno agroforestal

  • Las altas temperaturas obligan a extremar la precaución en el monte

El buen tiempo invita a pasar el día al aire libre. Una paella o una barbacoa con los amigos o familiares en el monte y rodeados de naturaleza suele ser una de las primeras opciones de muchas familias y grupos de jóvenes que aprovechan los últimos coletazos del verano.

No obstante, el Consell recomienda precaución a la hora de usar las infraestructuras exteriores para cocinar que se encuentren en un entorno agroforestal, sobre todo de cara a una subida de las temperaturas como la que se está experimentando en estos días.

Según lo establecido en materia de prevención de incendios, se recomienda que los paelleros se encuentren cerrados a tres vientos y que, además, uno de ellos corresponda con el lado por el que se propaga el poniente, uno de los principales ingredientes que puede causar un verdadero polvorín en el monte con consecuencias nefastas si las llamas se extienden.

En relación al uso del fuego, el nivel 3 de preemergencia prohíbe la totalidad de estas prácticas por cuestiones de seguridad, por lo que se recomienda instalar un sistema de cierre para facilitar su clausura durante los días de mayor riesgo.

Por otra parte, alrededor del paellero no debe existir material combustible ni hierba seca y se dispondrá de una toma de agua cerca de la infraestructura para actuar rápidamente en caso de que se declare un incendio.

En el caso de los paelleros y chimeneas particulares, hay que mantener todo limpio y en condiciones adecuadas para evitar que se produzcan llamas no deseadas.