Las Provincias

¿Qué forma tienen los tomates?

  • La UPV celebra una serie de talleres lúdicos con niños para concienciarles de la importancia de la variedad genética para la continuidad de las especies

A través del juego, la manipulación y la experimentación. Así es como los investigadores de la Universitat Politècnica de València y el CSIC que forman parte del proyecto TRADITOM quieren hacer llegar su mensaje a los más pequeños.

Durante esta semana los niños que forman parte de L’Escola del Poli están participando en un taller que se llama Traditom Kids Summer School, un proyecto de divulgación científica cuyo principal protagonista es el tomate tradicional, junto con otras variedades comerciales.

“Lo que intentamos es que, a través de una serie de actividades lúdicas, los niños sepan que hay una gran variedad de tipos de tomates, que se diferencian por sus formas o colores, que eso tiene que ver con sus componentes nutricionales”, explicó Antonio Granell, profesor de investigación del CSIC en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (IBMCP) y líder del proyecto TRADITOM.

“Es necesario que la gente sepa que la biodiversidad es importante porque es la fuente, en cuanto a cultivos, de la que nos vamos a alimentar, y que haya cultivos capaces de adaptarse al cambio climático o a las nuevas enfermedades que puedan haber depende de que podamos conservar esa variabilidad genética”, agregó Granell.

Para ello, los niños juegan primero a clasificar distintos tipos de tomates tradicionales. Después, realizan una cata a ciegas probando trozos de tomate tradicional y moderno, para comparar texturas y sabores.

“Cuando ven que hay tomates en forma de botella, o amarillos, y otros que son violetas o marrones, todos variedades tradicionales que se cultivaban y algunos que se siguen cultivando, se sorprenden, porque no es lo que están acostumbrados a ver en el mercado”, señaló Antonio Granell.

“El mensaje es que en la variabilidad está la gran potencia a nivel de las personas –igual que entre ellos son diferentes– y de la naturaleza, y conservarla es importante”, concluyó el profesor de la UPV-CSIC.