Las Provincias

La degradación obliga a actuar de urgencia en 15 alquerías municipales

fotogalería

Obras de urgencia en la alquería de la Torre, junto al parque de Benicalap. :: carolina amor

  • La rehabilitación del conjunto del Moro costará 2,5 millones y el Casino del Americano precisará de un estudio previo de termitas

El Ayuntamiento de Valencia se ha visto obligado a actuar de urgencia en quince alquerías, casas y construcciones industriales de su propiedad para evitar que este rico patrimonio histórico acabe por desmoronarse.

Para este año el Consistorio no cuenta con presupuesto para realizar la rehabilitación integral de los inmuebles y su posterior puesta en uso, pero tal como explicó ayer el concejal de Servicios Centrales y Conservación de Áreas Naturales y Devesa-Albufera, Sergi Campillo, era preciso poner en marcha ya un plan de intervención para frenar el deterioro que venían sufriendo durante años. «No podíamos permitir que siguiera la degradación y que se pudiera perder este rico patrimonio arquitectónico e histórico. Antes de construir nuevos equipamientos, apostamos por restaurar edificios singulares», según Sergi Campillo.

En estas tareas de extrema urgencia se han incluido las construcciones de más valor e interés patrimonial. En esta lista 'roja' del patrimonio municipal figuran construcciones como la alquería del Moro, Bien de Interés Cultural (BIC); la alquería de la Torre o el Casino del Americano, las tres en el entorno de Benicalap y Ciudad Fallera.

Campillo explicó que en el caso de la alquería del Moro, «el proyecto de rehabilitación integral ya está redactado y precisará en un futuro de una inversión de 2,5 millones». La alquería de la Torre y el Casino del Americano todavía no cuentan con un proyecto, pero la idea es que se integren, junto con la del Moro, en el parque de Benicalap.

El Casino del Americano fue expropiado por el Ayuntamiento en 2011. Entonces costó 3,5 millones y ahora se ha actuado reforzando la estructura con vigas metálicas. «Hemos encontrado muchas vigas con termitas y se ha reforzado la estructura», indicó Campillo. Por eso avanzó que se harán estudios para comprobar la presencia de termitas en este punto y en otros edificios como la alquería de la Torre.

Otro problema que han sufrido es el de la ocupación ilegal. «Tiraban tabiques para comunicar estancias, pero además, utilizaban estos puntos para esconder cable de cobre robado y pelaban el plástico y hacían hogueras. Hemos encontrado montañas de plásticos de cable y ese peso ha hecho, por ejemplo, que se hundiera parte de las caballerizas de la alquería de la Torre», añadió.

En un futuro el Casino del Americano será un centro de referencia de huertos urbanos, con semillas autóctonas y con formación agraria.

Las intervenciones en la alquería de Albors; el Casino Americano; la alquería de la Torre; la del Casal de la Pau o el chalet de Sancho y un edificio de Ifac 47 ya han concluido y se han invertido 170.783 euros.

Las actuaciones de urgencia que se están tramitando son un antiguo almacén de maderas 'Viuda del Olmo' y otro edificio en la calle Aben Al Abbar; la alquería del Moro; el edificio del Relojero; la antigua Casa Cal; varios edificios industriales de la calle Llíria y La Ceramo. Se hará una inversión de 219.823 euros. En este último caso, el concejal Sergi Campillo explicó que se actuará junto con el área de Proyectos Urbanos. «Nosotros pondremos el peonaje y habrá presencia de arqueólogos para que nos ayuden a valorar el material y cerámica que hay que preservar antes de desescombrar».

En la calle de la Sangre se hará una intervención en un edificio que se destinará a labores del Ayuntamiento. También se actuará de urgencia en un conjunto de alquerías de la calle Olba, en Marxalenes.

Campillo recordó que una rehabilitación pendiente es la alquería del Rey. «Es de inicios de la Conquista de Jaume I y el Bioparc tiene pendiente intervenir. Había un proyecto de hacer en la zona una feria de atracciones, pero está parado». Desde Urbanismo aseguraron que están insistiendo para que se rehabilite esta alquería.