Las Provincias

El Ebro tira al mar en 24 horas el agua que generará Torrevieja cada año

El Ebro, el martes, a su paso por Zaragoza. :: EFE/Javier Cebollada
El Ebro, el martes, a su paso por Zaragoza. :: EFE/Javier Cebollada
  • La desalinizadora tiene capacidad de producir 80 hectómetros cúbicos al año mientras que los recursos vertidos en Tortosa rondan los 75

La Comunitat Valenciana lleva dos años azotada por la sequía. La falta de recursos hídricos estructural que padece la autonomía se ha visto agudizada por la ausencia de lluvias significativas en los últimos meses. Mientras, el río Ebro, que acaba de vivir la primera crecida del año, vertió ayer al mar cerca de 75 hectómetros cúbicos.

Según la estación de medición de la Confederación Hidrográfica del Ebro que se encuentra en Tortosa (SAIH), el río tiró ayer al Mediterráneo una media aproximada de 850 metros cúbicos por segundo. Una cifra que equivale a la producción que la desalinizadora de Torrevieja puede producir al año a pleno rendimiento (80 hectómetros cúbicos).

Si se toman las mediciones realizadas en Zaragoza, el volumen de agua del Ebro ascendería a casi 120 hectómetros cúbicos, la capacidad anual de producción de la planta de Torrevieja una vez que se realizaran las ampliaciones previstas.

Además, durante varios fines de semana del pasado mes de febrero el río Ebro ha estado vertiendo al mar un caudal superior a los 50 hectómetros cúbicos, lo que supone más del 60% de la capacidad de producción que Torrevieja tiene anualmente.

En cualquier caso, la toma del trasvase hubiera estado situada, según el Plan Hidrológico Nacional (PHN) aprobado en 2001, en la desembocadura que es donde se ha vertido en un día la capacidad máxima de producción de Torrevieja al año.

El PHN preveía un trasvase de unos 1.050 hectómetros cúbicos anuales en el caso de que hubiera un caudal mínimo. De esa cantidad, 350 hectómetros se destinarían a paliar el déficit hídrico de la Comunitat.

Junto a ello hay que tener en cuenta el precio, ya que el coste de un metro cúbico de agua desalada supera el euro (y casi un 50% más si hay que trasladarla al interior) frente a un precio de 0,30-0,40 euros metro cúbico de la trasvasada.

De hecho, el presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, aprovechó ayer para denunciar en Orihuela que la provincia necesita, agua mientras el río Ebro sigue tirándola «al mar», por lo que ha reclamado un plan nacional que lleve agua «donde hace falta» en una clara alusión a la recuperación del trasvase del Ebro.

Para Sánchez hay «otros lugares de España donde se está tirando agua al mar, lo hemos visto recientemente en el Ebro viendo que prácticamente superaban a veces los puentes en algunas ciudades».

Así, el presidente de Diputación afirmó que «con la derogación del Plan Hidrológico Nacional se comete un drama histórico del que hoy somos prisioneros», al tiempo que achacó a la exministra de Medio Ambiente Cristina Narbona «la responsabilidad» por una situación que ha tenido «consecuencias negativas». De hecho, indicó que los regantes tradicionales de la Vega Baja «no tienen garantizada que puedan regar el año próximo».

Comisión de acuíferos

La comisión de investigación de Les Corts sobre la contaminación de los acuíferos que abastecen de agua potable a los municipios ha acordado por unanimidad su plan de trabajo, que incluye las comparecencias de seis exconsellers del PP de las áreas de Agricultura y de Sanidad.

Juan Cotino, Maritina Hernández, José Císcar, Manuel Llombart, Manuel Cervera y Luis Rosado serán citados por la comisión junto a otros quince testigos, como las exalcaldesas de Alzira Elena Bastidas y de Carlet María Ángeles Crespo, y el exalcalde de Corbera Jordi Vicedo. También acudirán tres exdirectores generales del Agua, y los actuales directores generales de producción Agraria, de salud Pública y del Agua, así como el expresidente de la Mancomunidad de La ribera Alta Francesc Signes.

La comisión, que pedirá ampliar el plazo para emitir sus conclusiones hasta el 30 de noviembre.