Las Provincias

Ribó asegura que «es un orgullo» que la comunidad cristiana Taizé se reúna en Valencia

fotogalería

El alcalde Joan Ribo visita el centro de coordinacion del encuentro europeo de jovenes de Taize. / Irene Marsilla
  • El alcalde ha señalado que la ciudad quiere mostrarse «abierta frente a todas las religiones» en algo «muy interesante y multicultural»

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha señalado que es "un orgullo" que la comunidad Taizé se reúna del 28 de diciembre al 1 de enero en una ciudad que "se quiere expresar con una actitud abierta frente a todas las religiones" en algo "muy interesante y multicultural". Valencia acogerá este encuentro europeo al que se espera que lleguen entre 15.000 y 20.000 jóvenes.

El primer edil ha hecho estas declaraciones en su visita al Centro de Coordinación del encuentro Taizé en Valencia, en la que ha estado acompañado por el responsable de Taizé y organizador de la jornada, el hermano Pedro; el vicario episcopal de evangelización del arzobispado de Valencia, Javier Llopis; y el responsable de la Comisión Diocesana de Infancia y Juventud, Óscar Benavent.

Este encuentro reunirá a jóvenes de entre 17 y 35 años y se espera que las familias valencianas los acojan. Así, habrá un tiempo para oraciones cada día que tendrá lugar en cinco puntos de la ciudad; en dos grandes carpas instaladas en el antiguo cauce del río Túria, en la catedral, en la iglesia de Santa Catalina y en otro templo de la ciudad.

Asimismo, por las mañanas habrá actividades en muchos barrios de Valencia y alrededores y, por la tarde, los jóvenes podrán participar en talleres con temas religiosos, sociales y de creatividad artística. El día 29, visitarán el Museo del Ayuntamiento y mantendrán un encuentro con el alcalde, según han informado los responsables.

El hermano Pedro ha invitado también a los valencianos y ha mostrado su deseo de que estos sean "muy numerosos". Para acudir, ha continuado, no necesitan inscribirse y pueden acudir a las oraciones diarias a las 14.00 y a las 19.00 horas.

Por su parte, Ribó ha considerado que los entre 15.000 y 20.000 jóvenes que llegarán a la ciudad "son muchas personas", por lo que "es un acto muy importante Valencia". También ha asegurado que "desde el primer momento" han apoyado esta iniciativa porque el consistorio considera que esta comunidad promueve el ecumenismo, lo que "resalta la importancia de establecer vínculos entre todas las formas de entender la religión, incluso con las personas que no tienen ninguna".

En este sentido, ha argumentado que estamos en "un momento en el que las tensiones religiosas son terribles", por lo que "todo lo que se haga para deshacer estas tensiones es muy importante". "El hecho de que sea en Valencia es un motivo de orgullo para mí y desde el Ayuntamiento hemos estado colaborando y continuaremos colaborando", ha apostillado.

Vinculación con Taizé

En un momento de su intervención, el primer edil de la ciudad ha contado que tuvo "vinculación" con la comunidad Taizé "cuando era joven", por lo que considera que es una experiencia "muy 'chula'" y "muy interesante y multicultural".

Así, ha afirmado que "Valencia se quiere expresar con una actitud abierta frente a todas las religiones" y ha invitado a los ciudadanos a "colaborar con la acogida de jóvenes", ya que la organización calcula que todavía necesita alojamiento para unos 10.000 jóvenes. Asimismo, ha destacado que la organización ha pedido los permisos "con mucha antelación y se ha dejado trabajar al Ayuntamiento con mucha comodidad, que no siempre se hace". "No hay ningún problema y si hay algo, se arreglará", ha dicho.

A este respecto, Benavent ha añadido que "son fechas complicadas pero estos jóvenes necesitan una familia para vivir esos primeros días del año" y "el sentir de los valencianos es un sentir acogedor".

Colaboración con el ayuntamiento

El hermano Pedro ha agradecido al alcalde la "colaboración" que les ha ofrecido la Administración local y ha explicado que la cita será "un encuentro bonito, de esperanza, en este momento tan difícil" y ha recordado que es "una peregrinación de confianza que nació en los años 1970 para acompañar a los jóvenes a que encuentren su lugar en la Iglesia y en la sociedad como portadores de reconciliacion y constructores de una sociedad más justa".

Llopis ha coincidido en mostrar su agradecimiento al consistorio valenciano por "todos los esfuerzos y ayudas" y porque "no ha puesto ningún problema". Además, ha apuntado que estos jóvenes "vienen a rezar y a conocer nuestra ciudad y nuestra cultura" y ha dicho que este encuentro debe servir para "darnos cuenta de que nos unen más cosas de las que nos pueden separar y las que nos pueden separar se pueden apartar porque no son fundamentales en nuestra vida".

"Tenemos que estar unidos, incluso los que no creen", ha continuado, y son "días para reencontrar esa confianza entre unos y otros" y "alegrarnos por el que piensa de otra manera".