Las Provincias

La fachada más artesanal de Valencia

vídeo

/ LP

  • La decoración con punto de cruz de la pared de un almacén de bebidas atrae a vecinos y turistas

La Plaza Lope de Vega de Valencia se encuentra en pleno centro de la ciudad, entre la Plaza de la Reina y la modernizada Plaza Redonda. Aunque es pequeña, cuenta con un importante flujo de vecinos y sobre todo de turistas que, en grupo, pasean por el casco histórico. Desde hace unos meses tiene, además, un nuevo atractivo: una fachada decorada con punto de cruz.

Se trata de una obra de Raquel Rodrigo, diseñadora valenciana de 30 años que el pasado mes de noviembre participó en el festival Intramurs. Su obra decoró la fachada del almacén de bebidas de un restaurante, Ocho y Medio, de la plaza Lope de Vega. Y allí se ha quedado desde entonces.

«Es algo muy nuevo, la forma en que lo ha hecho y los materiales que ha usado, que son materiales cotidianos que nunca pensamos que se podrían utilizar para tal cosa; la gente se para mucho, les gusta y nos preguntan por ello», explicó Bianca Somesan, del restaurante Ocho y Medio. «Es una iniciativa preciosa para tapar un poco lo viejo y resaltar lo nuevo», añadió.

Cientos de turistas y vecinos pasan por la plaza Lope de Vega cada día. Y muchos de ellos se quedan admirados ante lo inusual de encontrar punto de cruz decorando una pared. «La verdad es que el bordado que conozco desde pequeña, el que me enseño mi madre, como a muchas niñas, es el punto de cruz; es por eso que decidí probarlo a gran escala», explicó Raquel Rodrigo, autora de la obra.

«Coloqué tres libretas para tener un ‘feedback’ con la gente que pasa, y ha tenido una gran aceptación; la gente decía que le gustaba mucho y eso me anima a seguir trabajando», aseguró la artista.