lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 19 / 22 || Mañana 17 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Sanidad impone mil multas en tres años por fumar en lugares públicos

Comunitat

Sanidad impone mil multas en tres años por fumar en lugares públicos

Los 300 inspectores que hay en la Comunitat logran que se aplique con éxito la Ley del Tabaco, que ha sido bien recibida por los valencianos

06.04.14 - 00:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

En diciembre de 2010, el Gobierno tomaba la decisión de endurecer la anterior Ley del Tabaco. Una circunstancia que contó con el visto de los médicos españoles, quienes incluso solicitaron unos meses después más restricciones a las ya establecidas. Fumar sigue siendo una de las principales causas de muerte en España y, según los expertos, la primera de la lista entre las que son evitables. Por ello, los sanitarios ponen todo de su parte para que los cigarros desaparezcan de la vida de los ciudadanos.

La Conselleria de Sanidad asegura que la normativa ha tenido «una amplia aceptación» entre los valencianos desde que entró en vigor el 1 de enero de 2011, aunque hay quien la ha incumplido. Y es que, como apunta el portavoz del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, Francisco Camarelles, «también está prohibido circular a más a 200 kilómetros por hora y hay gente que lo hace, como sucedió hace unos días en Alicante».

En general, la población ha aceptado el hecho de que no se fume en bares, hospitales o en el lugar de trabajo, aunque en ocasiones se hace necesario tomar medidas frente a quien desoye las normas. El Consell cuenta con un cuerpo de 300 inspectores sanitarios que trabajan para que nadie se salte la ley impuesta hace algo más de tres años, algo que aprecia el médico valenciano de la CNPT, puesto que en otras comunidades, «como en Madrid, sólo hay 16 personas que persiguen este tipo de infracciones» contra la salud pública. «De hecho, me extraña que ofrezcan estos datos porque no todos los gobiernos autonómicos lo hacen, ni son tan estrictos», añade.

Existen tres modos de 'cazar' a quien está cometiendo este tipo de delitos. Los trabajadores de Sanidad realizan a menudo inspecciones higiénicas rutinarias en centros de restauración. También los cuerpos del orden tienen la capacidad para denunciar a los infractores, mientras que si un ciudadano observa hay gente fumando en un bar, un hotel o un parque infantil, puede presentar una queja.

2.013 denuncias

En total, la Conselleria ha recibido «2013 reclamaciones o denuncias -en tres años-, de las que un 73 por ciento han sido realizadas por agentes de la autoridad y el resto (un 27 por ciento) por particulares y asociaciones». Por provincias, Alicante ha sido en la que más advertencias en este sentido ha habido, con 962, seguida por Valencia con 651. Castellón se sitúa a la cola (400).

«Se debe de tener en cuenta que no todas las denuncias que se presentan suponen incoar un expediente», advierten desde la conselleria. En estos tres años, se ha abierto diligencias a un 68 por ciento de las mismas, es decir, a 1.373 reclamaciones, de las cuales han sido sancionadas el 75 por ciento. Lo que se traduce en 1.029 multas impuestas por fumar en lugares prohibidos.

Francisco Camarelles considera que son cifras positivas, puesto que «significa que se están inspeccionando muchos sitios y que se están tomando en serio la medida que se tomó». Los expertos consideran que la norma «se cumple en un alto porcentaje de los casos, pero siempre está la excepción que confirma la regla». De todos modos, el médico valenciano también aclara que la ley «se cumple gracias a los fumadores, pero sobre todo porque los ciudadanos se han concienciado y se ha establecido un clima de tolerancia entorno a la salud de todos. Las sanciones ayudan, pero no son lo más importante para que la ley vaya hacia adelante», recalca.

En estos momentos, el principal dolor de cabeza para los expertos sanitarios en cuestiones relacionadas con el tabaco son las mujeres y, especialmente, los jóvenes. Como explica el oncólogo de la Universitat de València Carlos Camps a este periódico, la norma «ha conseguido que el número de varones adultos que fuma haya disminuido. Sin embargo, tenemos dificultad en cuanto al acceso de los menores al tabaco y también en que ha crecido en los últimos años el número de fumadoras».

Para poder lograr una mejora sustancial, el también jefe de servicio del Hospital General, advierte que no será suficiente con una legislación más restrictiva. «A partir de ahora tiene que ser algo cultural. Debemos de conseguir una nueva política de aproximación a los jóvenes», con la que lograr que no prueben los cigarros. «Ese es un reto fundamental», apostilla.

Todo ello no cambia que ley fuera necesaria «ya que los cánceres de pulmón, boca, esófago o faringe, ha quedado claro que se producen por fumar. Incluso, hay indicios que apuntan a que podría tener que ver también con el de mama. Hay estudios que aseguran que sin el tabaco no se producirían el 90 por ciento de estos tumores», destaca. Además, añade que es importante ayudar a quienes quieren dejarlo «con consultas de deshabituación porque el tabaco provoca una gran dependencia, sobre todo, psíquica».

En Tuenti
Sanidad impone mil multas en tres años por fumar en lugares públicos

Tres personas fumando en una terraza de Valencia. :: JESÚS SIGNES

La información de los barrios de Valencia y sus comercios, ahora en internet.

lasprovincias.es