lasprovincias.es
Martes, 23 septiembre 2014
claros
Hoy 19 / 24 || Mañana 20 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La menor que fue hallada atada y semidesnuda en Alicante inventó su rapto para llamar la atención

TRIBUNALES

La menor que fue hallada atada y semidesnuda en Alicante inventó su rapto para llamar la atención

La niña de 14 años admite ante los investigadores que simuló un secuestro para que sus compañeros de clase se fijasen en ella

13.02.14 - 00:31 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El secuestro fue una invención. La niña de 14 años que, hace poco menos de un mes, fue encontrada semidesnuda y maniatada en el rellano de un edificio de Alicante simuló su propio rapto para llamar la atención de sus compañeros de colegio. Así lo ha confesado ella misma a los investigadores, quienes durante las últimas semanas han realizado todo tipo de pesquisas para aclarar estos hechos, según ha podido confirmar este diario.

La adolescente acabó por derrumbarse ante los agentes de la Policía Judicial de la Comisaría de Alicante y relató que pretendía que las alumnas y alumnos de su clase se fijasen más en ella, según explicaron fuentes conocedoras del caso. Además, no era la primera vez que lo hacía, puesto que un mes antes ya dio a conocer que un individuo la había asediado y había intentado llevarla consigo por la fuerza. Este suceso también fue inventado, según han revelado ahora las indagaciones del Cuerpo Nacional de Policía.

El suceso que más alarma social generó se remonta a la tarde del pasado 15 de enero. Las compañeras de la menor alertaron de que había dejado de comunicarse con ellas a través de mensajes de teléfono móvil tras haber pedido ayuda y cortar el contacto abruptamente.

Poco después, un vecino encontró a la muchacha en aparente estado de shock, maniatada, amordazada con celo y con los pantalones bajados, dentro de un edificio en las inmediaciones de la alicantina plaza de América. Los exámenes forenses determinaron que la chiquilla no presentaba signos de agresión sexual. Sin embargo, su situación psicológica impidió avanzar más a los agentes, dado que la joven se cerró en banda y reiteró que no recordaba nada de lo sucedido.

La Policía Nacional llegó a temer que un individuo pudiese estar obsesionado con la menor. De ahí que concediese máxima prioridad al esclarecimiento de este suceso. La niña fue localizada en una finca de la calle Javier Carratalá, lo que propició que se activase un amplio dispositivo en el que participaron dotaciones de la Policía Local y del Cuerpo Nacional de Policía.

La joven fue trasladada al Hospital General de Alicante, donde fue sometida a un completo reconocimiento. Las exploraciones determinaron que la chiquilla no había sido violada ni había soportado abusos sexuales. Al día siguiente, con más calma, los investigadores de la Comisaría Provincial intentaron volver a conocer sus impresiones, aunque tampoco se pudo sacar nada en claro. La chica, de origen magrebí, continuaba sin recordar nada concreto sobre los hechos, lo que avivó las sospechas de que pudiera haberse inventado su propio secuestro durante unas horas.

Un equipo de la unidad de Crimen Organizado de la Policía Nacional se hizo cargo del caso. Menos de un mes después, la conclusión es clara: la niña simuló el rapto. Y lo hizo, según ha confesado finalmente, para tratar de ser protagonista ante sus compañeros de clase.

En Tuenti

lasprovincias.es