lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 24 / 27 || Mañana 23 / 26 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Mercadona se hace fabricante

Economía

Mercadona se hace fabricante

27.01.14 - 02:22 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Mercadona abre un nuevo camino en su política con los proveedores. La cadena de supermercados de Juan Roig está reorientando su particular relación con los fabricantes en busca de una mayor especialización para cubrir los huecos donde aún no cuenta con productos propios. Su estrategia siempre se ha basado en establecer alianzas a largo plazo con los fabricantes para vender artículos de marca propia a precios más bajos. Ahora busca dar un paso más implicándose directamente en el nacimiento de nuevos proveedores: si no encuentra especialistas, los crea.

Es lo que ha sucedido esta semana con el anuncio de la alianza formalizada con un empresario local para fabricar maquinillas de afeitar. A través de una sociedad de nueva creación (Deafi), Mercadona financiará el nacimiento del que a la sazón se convertirá en el único fabricante de este tipo de productos en España. Rafael Montagud, el empresario que lidera el proyecto, sólo tendrá inicialmente el 7% del capital, mientras que la firma de Juan Roig asumirá inicialmente el 93% con la intención de ir cediendo posiciones hasta salir por completo del capital en 2019.

Se trata de una fórmula novedosa, pues nunca antes la cadena de supermercados había propiciado la creación de un proveedor desde cero. Con esta estrategia, Mercadona asume el grueso de la financiación y el riesgo de lanzar un producto que, como pronto, no comenzará a fabricarse hasta 2015 y en fase de pruebas. La inversión inicial es de 4 millones de euros. «Nos hemos dado cuenta de que tenemos que ser especialistas, para lo que buscamos a las personas que lo sepan todo de cada producto», resume un portavoz de la compañía.

Josep Francesc Valls, catedrático de Dirección de Marketing de Esade, considera que esta apuesta supone una «evolución lógica» del modelo de interproveedores. «Que Mercadona invierta es un paso lógico, sobre todo ante las dificultades para acceder a financiación tradicional», destaca el experto. Valls subraya que esta no es una práctica habitual y menos aún en el sector del retail. «Que una compañía apoye iniciativas jóvenes que también son positivas para su empresa es un útil y un síntoma de apertura mental», añade.

El único precedente en el que Mercadona participa mayoritariamente en el capital de un proveedor es el de Laboratorios Cosmoral. En este proyecto, que se anunció hace un par de meses, la cadena de supermecados va de la mano del empresario Laureano Salcines. Mercadona controla un 70% del capital, con el compromiso de Salcines de ir recomprando hasta tomar el 100% en 2016.

En este caso, la firma de Juan Roig financió la puesta en marcha de un interproveedor especializado en higiene bucodental. Sin embargo, la empresa no partía totalmente de cero, sino que se escindía de Korott, otro de sus proveedores para productos de fitoterapia y de algodón.

De momento son sólo dos casos, pero vendrán más porque la compañía va a seguir dando pasos en el camino de la máxima especialización. «La obsesión de Juan Roig es crear industria en la Comunitat Valenciana y en España», aseguran desde la empresa. Si el año pasado el eje de su discurso fue el de la creación de una «cadena agroalimentaria sostenible», en los próximos meses será el de su compromiso con la industria nacional.

Exigencia de inversiones

Alcanzar la máxima competitividad mediante la eficiencia en los procesos de fabricación requiere de los interproveedores inversiones muy elevadas para ajustar al máximo los costes de producción.

Hasta ahora, Mercadona había apoyado el crecimiento de muchos de sus interproveedores a través de Atitlán. Este fondo de inversión, gestionado por Roberto Centeno -casado con una de las hijas de Juan Roig- y Aritza Rodero, fue creado en 2006 para apoyar el rápido crecimiento de algunos proveedores de Mercadona, sobre todo vinculados al sector agroalimentario.

Sin embargo, en los últimos dos años, una vez consolidados los proyectos que financió, el fondo ha ido saliendo paulatinamente de todos los interproveedores de Mercadona que controlaba. La última salida se produjo el pasado verano, cuando la sociedad de capital riesgo vendió el 60% de las acciones de Bynsa, fabricante de la marca Compy con la que Mercadona vende sus productos de alimentación para mascotas. Previamente desinvirtió en Ibersnacks (aperitivos), Naturvega (ensaladillas, salsas y sandwiches) o Dafsa (horchata, gazpacho y zumos). Ahora ha abierto una nueva etapa en la que busca nuevas oportunidades en otros sectores como el turístico, el sanitario -se interesó por Ribera Salud- o el educativo.

Josep Francesc Valls destaca que las últimas operaciones de inversión directa en el capital de los proveedores son precisamente más típicas de fondos de capital riesgo.

Mercadona cuenta en la actualidad con 105 interproveedores que emplean de manera directa a aproximadamente 41.000 personas. Desde 2005, estas empresas han creado más 14.000 nuevos puestos de trabajo directos y han dedicado 4.370 millones de euros a inversión.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Mercadona se hace fabricante

Centro logístico de Mercadona en Albatera. :: ÁLEX DOMÍNGUEZ

Videos de Economía
más videos [+]
Economía

lasprovincias.es