lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 24 / 27 || Mañana 23 / 26 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El joven que murió en la caseta de Sueca intentó salvar a su amiga

Sucesos

El joven que murió en la caseta de Sueca intentó salvar a su amiga

La posición en la que fueron encontrados apunta a la posibilidad de que el joven tratara de descender del altillo

20.01.14 - 00:33 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Óscar López, el joven de 21 años que murió junto a María Jesús Lloret, por inhalación de gas butano en una casa de campo de Sueca al parecer intentó salvar a la joven, de 25 años, porque pudo haberse percatado de que algo extraño estaba ocurriendo en la estancia.

Esta es una de las hipótesis sobre los hechos ocurridos que han citado fuentes conocedoras del caso tras conocer la ubicación en la que se hallaron los cadáveres. Los dos cuerpos se encontraban en extremos opuestos del altillo. Esta circunstancia, tal y como comentaron fuentes conocedoras del suceso, sustenta la hipótesis de que el joven intentó bajar por la escalera para tratar de ventilar la estancia y la muerte le sorprendió en ese momento.

Las investigaciones desde el primer momento se orientaron a que el fallecimiento se produjo por inhalación de gas butano procedente de un hornillo de los que habitualmente se utilizan para campings. Se desconoce si el aparato funcionaba correctamente, aunque todo hace pensar que sí. De hecho, se encontraba en funcionamiento cuando los cuerpos fueron descubiertos. La circunstancia clave fue la falta de ventilación de la construcción.

El fatal destino de Óscar y María Jesús, que sembró la consternación entre los vecinos de Sueca, se descubrió el viernes alrededor de las cuatro de la tarde, aunque había empezado a gestarse mucho antes. La caseta donde aparecieron los cadáveres es una pequeña construcción destinada a guardar aperos de labranza que se encuentra a unos dos kilómetros de distancia del casco urbano, en la partida l'Heretat de la localidad de la Ribera Baixa.

Las fuentes consultadas apuntaron ayer que tanto Óscar como María Jesús, inmediatamente antes de que ocurrieran los hechos, se encontraban en sus respectivos domicilios y al parecer pudieron comunicarse a través de mensajes o por vía telefónica para quedar y reunirse. Fue Óscar quien se acercó a casa de María Jesús para recogerla.

Los hechos, que copaban ayer buena parte de las conversaciones entre vecinos de la localidad, se descubrieron después de que un familiar de los fallecidos telefoneara angustiado al 112, en torno a las cuatro de la tarde del pasado viernes.

Ante la gravedad del aviso, el servicio de Emergencias movilizó a la Policía Local de Sueca, a efectivos de la Guardia Civil y también al Servicio Médico Urgente (SAMU).

Cuando los efectivos llegaron al lugar encontraron los cuerpos sin vida en un altillo, con el hornillo a pocos metros. El alcalde de Sueca, Salvador Campillo, en declaraciones a LAS PROVINCIAS barajó el viernes la posibilidad de que se durmieran con este aparato encendido, de manera que se consumió todo el oxígeno de la estancia.

Los primeros agentes que entraron en la caseta de campo constataron un fuerte olor a gas. La Guardia Civil decomisó el hornillo por si el juez encarga una investigación del aparato.

En Tuenti
El joven que murió en la caseta de Sueca intentó salvar a su amiga

Dos vecinos observan ayer la caseta donde ocurrieron los hechos, en el partida de l´Heretat. :: DAMIÁN TORRES

Videos de Sucesos
más videos [+]
Sucesos

lasprovincias.es