lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 16 || Mañana 13 / 16 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La alquería se hunde

Alicante

La alquería se hunde

Santa Eulalia cae en el olvido desde que dejaron de rodar la popular serie de televisión en la colonia situada entre los términos municipales de Sax y Villena

20.01.14 - 00:35 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

La Colonia Santa Eulalia se hunde poco a poco sin que nadie ponga remedio. Desde que hace dos años dejasen de rodarse las escenas exteriores de 'L'Alqueria Blanca', el caserío ha sido abandonado a su suerte pese a poseer un gran valor patrimonial, no solo por sus singulares edificios, sino por tratarse de un claro modelo de comuna agrícola de finales del XIX.

De hecho, hace dos años recibió la visita de la directora general de Patrimonio, Marta Alonso, quien señaló su intención de mover los hilos para declarar el enclave Bien de Interés Cultural (BIC). Sin embargo, nada se ha sabido sobre esta propuesta desde entonces.

Mientras tanto, inmuebles tan significativos como el palacete, la licorera o el teatro se desmoronan ante la impotencia de vecinos e historiadores. El edificio de la antigua destilería está a punto de derrumbarse definitivamente y los vecinos advierten de que hay riesgo de que la estructura se precipite sobre una vivienda colindante en la que reside actualmente una familia.

Desde que se cayó el tejado, hace ya cuatro años, el Ayuntamiento de Sax no ha realizado intervención alguna, limitándose a colocar un precinto de plástico rodeando el edificio, que algunos visitantes tampoco respetan.

Curiosamente, siete años después de emitir su primer capítulo, el caserío continua siendo foco de atracción para decenas de seguidores de la exitosa serie televisiva, ya desaparecida junto al canal autonómico. A ello cabe añadir que el vial que atraviesa la pedanía se haya convertido en el acceso más transitado para llegar a la nueva estación del AVE, construida en las inmediaciones.

Por este motivo, los vecinos reclaman a las administraciones que inviertan en la mejora y acondicionamiento de este camino asfaltado que está siendo utilizado cada día por numerosos usuarios del tren de alta velocidad.

No obstante, los lugareños se muestran escépticos. Máxime cuando ven como ni siquiera los ayuntamientos de Villena y Sax, que comparten la titularidad, se ponen de acuerdo a la hora de cambiar una simple barandilla. Es lo que sucede desde hace décadas con los pretiles que protegen el pequeño puente que cruza la acequia del Rey y que, además, sirve para dividir los términos. Mientras el que pertenece a Sax fue renovado recientemente, el otro, situado en término de Villena, ha cumplido ya casi un siglo, por lo que se ha convertido en un amasijo de hierro oxidado.

Rafael Rodríguez, uno de los vecinos de la Colonia, reclama una renovación urgente de esta barandilla porque «está rota y los hierros sueltos pueden resultar mortales para algún ciclista que tenga la desgracia de desviarse». Rafael ha tenido la iniciativa de pintar algunas señales en distintos puntos del camino indicando a los usuarios la ubicación de la nueva terminal ferroviaria que dista menos de un kilómetro de Santa Eulalia. Este vecino está convencido de que sería un acierto habilitar oficialmente este trayecto, porque «se matarían dos pájaros de un tiro» puesto que se resolvería el eterno problema de los accesos a la estación y al mismo tiempo serviría para revitalizar un enclave que ya de por sí es un reclamo turístico.

Durante el tiempo que duraron las obras del trazado de la línea de Alta Velocidad, cientos de camiones circularon por este vial al resultar más cómodo y cercano para enlazar con la A-31 y por la existencia de un puente que salva las vías convencionales. Pero a pesar de que la infraestructura ha sido fundamental, está fuera del trazado propuesto por el Consistorio villenense.

Al margen del valor patrimonial, Santa Eulalia ofrece otros atractivos como es la actividad de varios restaurantes de prestigio. También dispone de un alojamiento rural a medio camino entre la pedanía y la nueva estación de tren y cuenta con dos estaciones de servicio a ambos lados del cruce de acceso desde la A-31. Suficientes motivos para que tanto taxistas como particulares se decanten por este itinerario a la hora de trasladarse a la nueva estación.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
La alquería se hunde

Un vecino descansa junto al puente sobre la acequia del Rey, y a la derecha una de las barandillas devorada por el óxido. :: RAMÓN BERNABEU


lasprovincias.es