lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 17 / 23 || Mañana 19 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El cigarrillo electrónico ya crea dudas

Comunitat

El cigarrillo electrónico ya crea dudas

24.11.13 - 00:47 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El consumo de cigarrillos electrónicos se multiplicado en los últimos meses, tanto como terapia para dejar de fumar como para poder hacerlo en lugares cerrados. De momento, no existen estudios exhaustivos sobre sus posibles daños, pero los médicos expertos en toxicología no los recomiendan, mientras que en Cataluña han decido prohibirlo en sus edificios públicos. No podrán utilizarse ni en la administración, ni en escuelas u hospitales y, además, los mandatarios esperan poder vetarlo también en bares o restaurantes en el futuro.

En la Comunitat no existe ningún tipo normativa al respecto y desde la Conselleria de Sanidad no tomarán una decisión al respecto mientras no reciban órdenes desde el Gobierno central. Por su parte, el Ministerio se encuentra en una situación similar, puesto que espera a que en Europa «se desarrolle una normativa comunitaria» para saber qué hacer.

Bruselas ha iniciado un anteproyecto de ley por el cual no se podrán vender como un producto con propiedades curativas si tiene más de dos miligramos de nicotina. Además, deberán describir las sustancias que contienen a las autoridades sanitarias y no podrán ser expedidos a menores de edad.

En ese sentido, Fernando Molina, de la Unión de Estanqueros de Alicante advierte que se debe «tener en cuenta que la directiva comunitaria asegura que el cigarrillo electrónico estará sujeto, cuando esté regulado, a una normativa tanto fiscal como sanitaria similar a la del tabaco».

Los expertos en la materia reconocen que en estos momentos aún no se han realizado -o finalizado- informes en los que se analicen a fondo las consecuencias de vapear (inhalar vapor), aunque varios médicos consultados por este periódico avisan de que no es tan beneficioso como lo describen.

Así, la doctora Ana Ferrer, colaboradora de la Asociación Española Contra el Cáncer en Valencia y que lucha para prevenirlo con charlas y tratamientos médicos, advierte de que no se trata «de un producto tan inocuo como lo venden. Antes era sólo vapor, pero ahora también lleva nicotina, que es lo que provoca adicción». Cabe la posibilidad de que se fume menos, pero no de que «sea tan sano».

«Se han estudiado químicamente y se ha visto que han añadido una serie de productos que son cancerosos. La gente está dejando de fumar o reduciendo su consumo, pero como para nuestra sorpresa han puesto otros componentes como nitrosaminas o hidrocarburos aromáticos, no deja de recibir sustancias cancerosas».

No recomendable

Por su parte, el neumólogo Francisco Carrión considera que los cigarrillos electrónicos, además de estar en el punto de mira, son «una moda». En estos momentos, «no hay evidencias de nada», pero se «ha confirmado que contiene sustancias tóxicas», de modo que cree «que no se debe acudir a este tipo de tratamientos para dejar de fumar. No lo recomiendo», añade.

En ese sentido, el doctor Ignacio de Granda, coordinador del Grupo de Tabaquismo de NeumoMadrid, apunta que no existen «evidencias de que los 'E-cig' favorezcan la abstinencia a largo plazo». Asimismo, el neumólogo destaca que se ha detectado «un efecto adverso fisiológico inmediato, que es similar al observado con el consumo de cigarrillos» normales. Pese a todo, reconoce que cabe la posibilidad «de que disminuya el deseo de fumar de la gente y el síndrome de abstinencia a corto plazo».

De Granda coincide con la doctora Ferrer al observar que existe «el problema añadido de sus ingredientes» ya que «desconocemos los efectos de inhalarlos, así como los efectos adversos que puedan acarrear en terceras personas».

Por último, ambos expertos convienen que el hecho de inhalar vapor puede tener consecuencias graves de cara al futuro. La especialista de la AECC asegura que dentro de unos años «veremos qué patologías muestra el vapeador en la boca, la tráquea, los bronquios, además de en los pulmones», debido a que el agua «no es mala, pero si los principios activos». De Granda, en ese sentido avisa de que algunos líquidos contienen acroleínas, dietilenglicol, níquel, cromo o plomo, «que son nocivos». Los fluidos pueden irritar las mucosas respiratorias, favorecer reacciones alérgicas y ser perjudiciales a largo plazo.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El cigarrillo electrónico ya crea dudas

Una pareja inhala vapor a través de sus cigarrillos electrónicos. :: SETH PERLMAN / AP

La información de los barrios de Valencia y sus comercios, ahora en internet.
lasprovincias.es