lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 16 / 27 || Mañana 14 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La Ilusión se colorea con el 'rojo' de Michelin

GPS

La Ilusión se colorea con el 'rojo' de Michelin

Bon Amb , Monastrell, El Poblet y Cal Paradís, los nuevos restaurantes valencianos que lucen la famosa estrellla

22.11.13 - 00:41 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Hacía tiempo que no vivía una noche tan intensa como la del pasado miércoles, tras conocerse que Bon Amb (Jávea, Alicante), Monastrell (Alicante), El Poblet (Valencia) y Cal Paradís (Vall d´Alba, Castellón), son los nuevos restaurantes valencianos que lucen la Estrella Michelín.

El móvil echaba humo, al tiempo que iba mirando como en la web de LAS PROVINCIAS aparecían las nuevas Estrellas Michelín, una cuestión impensable hace unos años.

Y hay que reconocer que han sido los propios editores de la 'Guía Roja' los que ha sabido como crear esta ansiedad, celebrando un acto multitudinario que conlleva la lectura de esas nuevas estrellas.

El Museo Guggenheim en Bilbao fue el lugar elegido para la presentación de la nueva edición de la guía, y al igual que en las últimas ediciones, un buen número de cocineros poseedores de la estrella, esperaban expectantes la lectura del nuevo panorama Michelín.

Nivel gastronómico

El año pasado la emoción se la llevó Quique Dacosta, y la consecución de la tercera estrella para su restaurante de Denia (Alicante). Los responsables querían reconocer el esfuerzo que había realizado Quique a nivel gastronómico para conseguir el apreciado asterisco.

En los distintos apartados, la situación quedaba similar, pues la perdida que había supuesto para Arrop por cierre, era correspondida con la que se otorgaba a Ricard Camarena, y el cambio de local y de dirección. Todos los demás restaurantes seguían manteniendo su estatus, y lógica alegría.

Y hay que reconocer que esa alegría que se mantiene, se debe en cierto modo a la política -ciertamente obscurantista- que desarrolla a lo largo del año sus inspectores. No hay un criterio o parámetro claro por el cual los cocineros puedan valorar o estimar cual es su situación, y eso queramos o no crear una cierta tensión en ellos.

Es por ello que aquellos que nos dedicamos a este mundo, realicemos ciertas quinielas conforme se va acercando la fecha. Pero al igual que los cocineros, ni nosotros mismo tenemos claro cuales son esos criterios por los que se otorga la estrella, o por los que se le quita.

Si que es verdad que desde hace unos años, los criterios se han racionalizado, y una cierta lógica avala sus decisiones. Nada que ver con la que se desarrollaba la Michelín hace 15 ó 20 años, entonces era muy común conseguir una estrella un año, y al año siguiente perderla.

Hay que reconocer que en esta edición, los responsables de la guía han valorado el esfuerzo que han realizado nuestros profesionales, y la recompensa ha venido con la obtención de cuatro nuevas estrellas a establecimientos que no la poseían aún.

Miguel Barrera de Cal Paradís (Vall D´Alba, Castellón), Mª Jose San Román Monastrel (Alicante) Germán Carrizo y Carolina Lourenço , El Poblet (Valencia) y Alberto Ferruz, Bon Amb (Jávea, Alicante). Estas son las nuevas Estrellas Michelín valencianas, y por supuesto, desde estas líneas nuestras más cariñosas felicitaciones.

Las estrellas a Mª José San Román y a Miguel Barrera son un premio y un reconocimiento a sus cocinas y trayectorias. Mientras que las que consiguen Germán Carrizo, Carolina Loureço y Alberto Ferruz es una apuesta por la juventud.

Mª José es una cocinera con sensibilidad absoluta, y con un criterio por la excelencia incondicional. Sus platos trasmiten su personalidad que camina entre la vanguardia y la creatividad.

Visita obligada

Miguel es un luchador increíble, y se la merecía con creces. En el interior de la provincia de Castellón encontramos su restaurante, que es de obligada visita para conocer la cocina histórica castellonense. Gracias a su platos, vemos reflejada su infancia, su juventud. En ellos hay un clasicismo refinado, sabroso y que ha sabido actualizar con una delicadeza contemporánea. Su mujer Ángela es otro de los puntales de la casa.

Germán Carrizo y Carolina Loureço fueron los cocineros que Quique Dacosta designó para hacerse cargo de el restaurante El Poblet en Valencia. En poco más de un año lo han posicionado como uno de los mejores restaurantes de la ciudad. Su oferta es amplia y acomete apartados tan interesantes como platos históricos de Quique Dacosta, como una cocina de producto y materias primas excelsas de gran calidad. La técnica que ambos poseen, está presente en todas sus construcciones. La presencia de Manuela Romeralo (sumiller), y de Lujan Carnicer (jefe de sala) avalan la estrella.

La última estrella, la de Alberto Ferruz en Bon Amb (Jávea, Alicante) es una apuesta por la juventud, y por la creatividad que desarrolla en su cocina. Y esa juventud no ha sido óbice para poseer una depurada técnica, y una personalidad privilegiada, que le permiten fusionar con acierto platos de lectura tradicional con un final creativo y modernizado.

Llama la atención que Diverxo, el restaurante de David Muñoz en Madrid consigue la 3ª Estrella Michelín, valorando la personalidad creativa y eclética que desarrolla David en sus platos. Desde que Zalacaín perdiera la tercera estrella, ningún restaurante la había conseguido en Madrid.

También hay que felicitar a la Hospedería El Batán, Tramacastilla (Teruel), gastronómicamente, Teruel también existe.

Ahora, publicadas las calificaciones, solo nos queda ver como los premiados colocan en la entrada de su restaurante las preciadas estrellas, porqué felicitarlos, ya lo hemos hecho. Aunque no nos importa volverlo hacer, una noche como la del pasado miércoles, no se vive todos los días. Felicitacione.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
La Ilusión se colorea con el 'rojo' de Michelin

Miguel Barrera y su mujer Ángela del restaurante Cal Paradis. :: LP

lasprovincias.es