La censura, motor 'inspirador' de carteles de cine checoslovaco

BURGUERAVALENCIA.

Cerca de 40 carteles de cine se exhiben en el MuVIM durante una exposición que es un ejemplo perfecto de cómo un problema puede terminar convertido en un motor de creatividad.

La censura, el deseo de los gobernantes comunistas de evitar transmitir a la población checoslovaca la cultura capitalista a través del cine, así como la nula influencia de las presiones comerciales de Hollywood, impulsaron la inspiración de una serie de artistas que, en la Checoslovaquia de los años 60, 70 y 80 reinterpretaron películas españolas, italianas, francesas y americanas a través de una cartelería con un lenguaje estético propio y muy rico. El cartel de cine checoslovaco es un fenómeno único a nivel mundial, según los responsables de esta muestra, pues allí se se realizaron, a lo largo de 30 años (1959 - 1989) siguiendo técnicas artísticas y originales (collage, fundidos, dibujos alegóricos, montajes de escenas...), lo que permite exhibir una visión totalmente nueva de películas ya clásicas: desde 'Tristana' a 'Terminator', pasando por una irreconocible 'Pantera Rosa' o un muy conceptual cartel de 'Adivina quién viene a cenar esta noche'.

Fotos

Vídeos