lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 18 / 21 || Mañana 19 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
'Més que aigua, açó es or'

Valencia

'Més que aigua, açó es or'

07.03.13 - 01:35 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Los visitantes de la Ciudad de las Artes y las Ciencias quizá se sorprendan por una curiosa caseta antigua que se mantiene en pie entre el Museo Príncipe Felipe y el Oceanográfic, junto a lo que era el antiguo paseo de las Moreras, y les habrá llamado la atención su tipo de construcción rústica, de piedras irregulares, así como el nombre que luce, haciendo referencia a la Acequia del Oro. De igual modo, el puente que se conoce popularmente como 'el jamonero' es oficialmente el del Azud del Oro. Pero ¿qué eran el Azud y la Acequia del Oro?

Un azud es un pequeño dique que se construye en un lecho fluvial para desviar parte del caudal de agua hacia una acequia o canal. Y en este punto estaban el Azud y la Acequia del Oro, que recogían las últimas aguas que llevaba el río Turia antes de llegar al mar. Con ellas se regaban tierras de huerta y arrozal de Valencia y Alfafar, llegando hasta después de El Saler.

La mayor curiosidad está en el origen del nombre. ¿De dónde surge lo del oro? Tenía que ver con la 'cualidad' del agua que llegaba hasta ese punto.

Pero antes recordemos que los agricultores huertanos que regaban de esta acequia no tenían derechos consolidados sobre las aguas del Turia, que estaban reservados a las acequias históricas del Tribunal de las Aguas y la de Moncada. Nada de solidaridad entre agricultores casi vecinos. Las disputas del agua siempre han sido duras, a veces dramáticas, y cuando el río no estaba regulado (sin embalses) los caudales veraniegos eran exiguos, así que cada cual exhibía sus derechos y regateaba el agua escasa a quien podía.

Las tierras cultivadas más recientes, ganadas a los cañaverales semipantanosos situados más hacia la costa, no tenían derechos y sólo podían utilizar aguas sobrantes, lo que no necesitaban los demás.

Desagües urbanos

Como Valencia crecía y buena parte de los desagües urbanos iban al río, con el tiempo fueron aumentando aquellos sobrantes. Al agua que no cogían las demás acequias en la 'casola' se sumaban los caudales de alcantarillados, que iban a más. Y ¿qué llevaban estos?, aguas sucias, pero sucias de materia orgánica, los desechos de los habitantes de la ciudad y del matadero, que desaguaba casi todo al cauce.

De esta manera, los agricultores que usaban el caudal de esta última acequia del río, no sólo regaban, sino que al mismo tiempo abonaban sus campos, y así se popularizó entre ellos una frase que hizo historia: 'Més que aigua, açó es or'. Y de ahí 'l'assut i la séquia de l'or'.

Esto fue, naturalmente, en tiempos en los que el alcantarillado llevaba mayoritariamente materia orgánica; después llegaron los detergentes, aceites, vertidos contaminantes de infinidad de talleres y fábricas... Y aquellas aguas dejaron de ser tan apropiadas como antes, pero no había otras. Un problema común a toda la Huerta de Valencia. Las depuradoras aún tardarían en llegar y ni siquiera hoy se depura todo.

Agua de sobra

Los agricultores de la Acequia del Oro, que hoy se denomina Canal de Riego del Turia, siguieron sin el reconocimiento de la concesión administrativa de las aguas que utilizaban hasta tiempos recientes, a finales de los años ochenta. Cambió la sociedad valenciana, se transformó la geografía urbana, se impuso la modernidad y el sentido común...

Se construyeron colectores, se hizo la depuradora de Pinedo, el viejo cauce del Turia dejó de llevar aguas pestilentes, comenzaron a trazarse proyectos para el jardín del antiguo río, comenzaron a emerger los emblemáticos edificios de la Ciudad de las Artes y las Ciencias... Y allí quedaron, en su sitio de siempre, el antiguo azud y la caseta de compuertas, como vestigios de una historia y de unos nombres de origen bien curioso que llaman la atención a cualquiera.

Los agricultores del Oro siguen regando, como siempre, con las aguas residuales de Valencia, pero ahora depuradas en Pinedo, cuentan con una doble concesión (de esta y del río), tienen agua de sobra, la cogen junto al río nuevo y la que no usan la llevan hasta la Albufera.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
'Més que aigua, açó es or'

Imagen de archivo de la antigua caseta de la acequia del Oro en el viejo cauce del Turia, junto a la Ciudad de las Artes y las Ciencias. :: J. MONZÓ

La información de los barrios de Valencia y sus comercios, ahora en internet.
Noticias, agenda, fotos...
Servicios, guía útil...
Entrevistas, gente...
Lo que más te interesa...
Reportajes, comercios...
La información cercana...
Más imágenes destacadas de 1982
Las fotos de la pantanada de Tous de 1982 y sus consecuencias
Síguenos en ·
lasprovincias.es