lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 23 || Mañana 14 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Los dirigentes actuales no saben ni siquiera lo que es la cultura»

Culturas

«Los dirigentes actuales no saben ni siquiera lo que es la cultura»

30.01.13 - 00:45 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Que sí, que la Comunitat Valenciana es tierra de músicos. Cierto. Que en cada familia o casa suena un instrumento. Cierto. Que por la ciudad del Turia han pasado las primeras batutas del mundo. Cierto. Que siempre es una buena noticia recibir en los auditorios valencianos a los grandes maestros y ayer fue el turno de Yuri Temirkanov, uno de los más admirados del panorama internacional y sucesor del mítico Eugeni Mavrinski al frente de la Filarmónica de San Petersburgo.
En su séptima visita al Palau de la Música, Temirkanov se mostró más humano que genio, al menos, en su encuentro con la prensa. «Cuando era joven y tonto me gustaba mucho salir al escenario, ahora siempre salgo con muchas preocupaciones», aseguró. El director ruso confesó su miedo a la hora de enfrentarse a las preguntas de los periodistas («muy serias», matizó) y su temor de que sus respuestas sean bien traducidas. Mostró su buen humor y su cariño a Mayrén Beneyto, a quien besó con firmeza. Ejerció de antidivo.
A sus 75 años se siente a gusto con la batuta en la mano y sin pretensiones de abandonar su oficio: «Es extraño ser director de orquesta... es como ser el cura de la iglesia. Yo no dirijo música para despertar los instintos básicos como hace la cultura de masas. La música verdadera y genial pretende elevar a una persona sobre su vida cotidiana... al igual que un médico cura el cuerpo, la música puede curar el alma».
Con tales pretensiones, Temirkanov interpretó anoche las Sinfonías nº 1 'Clásica', la nº 7 de Serguei Prokjofiev y el 'Concierto para piano y orquesta' de Robert Schumann interpretado por el pianista español Javier Perianes. Después de su paso por Valencia, el maestro ruso actuará hoy en Madrid con otro programa. Son las dos únicas actuaciones en el país. «Me gusta venir a España e Italia... no sé por qué», afirmó.
Estas naciones poco se diferencian del resto en cuanto al envite de la crisis, a juicio del prestigioso músico. «En época de crisis lo primero que se ve afectado es la cultura porque los actuales dirigentes no llegan a entender que sin cultura un país no tiene futuro», sostuvo. Fue crítico con la clase política: «Antes los responsables de los estados eran personalidades más cultas que hoy en día, porque hoy los países son dirigidos por juristas, economistas y otros que no conocen siquiera lo que es la cultura».
Pese a la «terrible» situación económica, la directora del Palau de la Música aseguró el auditorio no abandonará la línea de traer «a los grandes directores». El director ruso se puso al frente de la Orquesta de Valencia en dos ocasiones, en 1996 y 1997. Desde que Temirkanov debutó en mayo de 1989 con la entonces Filarmónica de Leningrado, ha estado al frente de la Dresdner Philarmonie, la Royal Philharmonic o la London Symphony
La dulzura de Prokofiev
Temirkanov quiso destacar la rareza de interpretar la Sinfonía nº7 de Prokofiev y abordó la intrahistoria de esta partitura: un día Prokofiev se encontró con el también compositor Dmitri Shostakovich y le confesó que «no tenía dinero ni para comer». Para tratar de ayudarlo, Shostakovich convenció al jefe de una emisora de Moscú para que encargara a Prokofiev una sinfonía para niños. Esta melodía infantil es la nº 7. El titular de la orquesta de San Petersburgo defendió la «sencillez y la dulzura» de la pieza» pese a que «no tiene mucho éxito entre el público». Prokofiev es «uno de los compositores de los más geniales y destacados del siglo XX» caracterizados por una música «muy teatral». Según Temirkanov , «si Shostakovich describe su estado en la música, la de Prokofiev es más imaginativa».
Por último, Javier Perianes expresó su admiración por Temirkanov y la Filarmónica de San Petersburgo: «Una de las mejores formaciones del mundo y con una leyenda al frente».
En Tuenti
«Los dirigentes actuales no saben ni siquiera lo que es la cultura»

Yuri Temirkanov, ayer, en el Palau de la Música. :: JESÚS SIGNES

Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
lasprovincias.es