Pepe Alanga recibe un emotivo homenaje por parte del albinegrismo

Unas cien personas se reunieron en el Cementerio de San José en honor del autor del 'Pam Pam Orellut', el grito de guerra del club

REDACCIÓNCASTELLÓN.
Los asistentes guardan un minuto de silencio por Alanga. ::
                             P. POYATO/
Los asistentes guardan un minuto de silencio por Alanga. :: P. POYATO

La Comisión del 90 Aniversario del CD Castellón rindió ayer homenaje al guardameta José Alanga Varella, el primer gran capitán del conjunto albinegro, del que recientemente se ha cumplido 44 años de su fallecimiento. El acto comenzó poco antes de las cinco de la tarde en el Cementerio de San José, y el club estuvo representado por el capitán Jordi Mareñá y David Cruz, uno de los nuevos propietarios. El tributo consistió en el depósito de un ramo de flores en su nicho, y a continuación los diversos miembros de la comisión pronunciaron un discurso sobre el jugador, además de dedicar unas palabras a sus descendientes en vida.

Iniciado en el Fortuna, pronto pasaría a jugar en el Cervantes, con quien se proclamó campeón regional en 1921. Junto al resto de sus compañeros, fue engañado por los directivos del club para firmar unas fichas en blanco y, cuando pensaba que eran las fichas de renovación para el Cervantes FC, los directivos anotaron el nombre del Club Deportivo Castellón y, de esta manera, fundaron la entidad, un histórico del fútbol nacional a pesar de militar actualmente en tercera división.

Alanga es recordado porque un aficionado le regaló un elefante de ébano con grandes orejas y ello dio pie, en parte, al tan archiconocido Pam Pam Orellut. Este homenaje es uno de los tantos actos conmemorativos que la asociación está preparando para esta temporada.

Fotos

Vídeos