lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 16 / 27 || Mañana 14 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La crisis obliga a cerrar el bar que desafió la ley antitabaco y permitía fumar a los clientes

Castellón

La crisis obliga a cerrar el bar que desafió la ley antitabaco y permitía fumar a los clientes

Los propietarios han traspasado el local ya que estaban «muy cansados» de los horarios y de la caída de los ingresos

23.07.12 - 00:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La crisis arrasa con todo. Un ejemplo de ello es que el bar que se convirtió en un símbolo en Castellón de la resistencia de la ley antitabaco del Gobierno central ha tenido que cerrar sus puertas. Su ya expropietario, Fernando Tejedor, explicaba que al hecho de la caída de ingresos se ha añadido el de los horario y el de que «hemos encontrado otro empleo más cómodo».
Tejedor, que es un emprendedor que ha puesto en marcha varios negocios en la capital de la Plana, ha dejado la restauración para embarcarse en un nuevo negocio vinculado a la nutrición. «Hemos traspasado el bar por muchas cosas, pero después de tanto tiempo sigo pensando que la ley es injusta y que ha supuesto una herida para el sector».
Aunque con el tiempo se ha ido normalizando todo, lo cierto es que los primeros días de aplicación de la normativa del Ministerio de Salud, el bar Spirit duplicó la caja puesto que se convirtió en todo un experto en eso que los sabios de la publicidad llaman distinguir el producto.
Junto a él comenzaron la iniciativa algunos insumisos más pero, a los pocos días y con la llegada de las primeras sanciones, muchos recularon. En cambio, en el Spirit se dejó fumar hasta el último día. Recibió amonestaciones (pocas si se compara con la proyección mediática que tuvo al salir incluso en televisiones nacionales), que están recurridas «y en manos de los abogados», dijo.
Ahora en el extinto Spirit, un bar cercano a un polígono industrial, ya no se puede fumar ya que los nuevos propietarios cumplen la norma estatal a rajatabla.
Desde este local no sólo se dejaba fumar, sino que los clientes podían escribir en un muro todas las reflexiones que quisieran. El mural del local se convirtió en un lugar de 'peregrinaje' de los que no querían renunciar al pitillo con el café de la mañana.
Tal es así que el local, según explicaba entonces Tejedor, logró beneficios récord durante los primeros meses de la puesta en marcha de la norma. Según explicaba el propietario, mientras la mayoría de los locales parecidos detectaron pérdidas de hasta el 60 por ciento en plena crisis, su local experimentó un gran crecimiento.
Sin embargo, al final «la esclavitud de tener un bar con unos horarios tan marcados» es lo que ha declinado la balanza hacia el traspaso. «Nos surgió otra oportunidad de trabajo, más relajada, y nos hemos subido al tren», explicaba. Tejedor ya regentó un mítico pub de la capital y dejó el local ya que los horarios nocturnos también acabaron por cansar a este empresario.
La entrada en vigor de la ley antitabaco hizo que en Castellón se viviera una auténtica revolución. Tal vez por ser una de las provincias más deprimidas de España y con mayores tasas de paro (la industria y el sector servicios son los dos motores económicos de Castellón) fue el motivo que hizo que las protestas se dejaran notar más en Castellón que en otras zonas.
Los restauradores se organizaron en una plataforma desde el mes de enero de 2011 e, incluso, realizaron protestas ante la subdelegación del Gobierno con pancartas y pitillo en mano. Sin embargo, cada vez que se reunían eran menos los que apostaban por acudir y seguir desafiando a la administración. El motivo eran las inspecciones de los técnicos de la Conselleria de Sanidad y las distintas sanciones (que llegaron hasta los 9.000 euros). Tal y como ya predijo entonces el Gobierno central, los insumisos acabarían por acatar la norma como había sucedido en otros países. Ahora, en Castellón es prácticamente imposible fumar dentro de un bar, al menos que se sepa.
En Tuenti
La crisis obliga a cerrar el bar que desafió la ley antitabaco y permitía fumar a los clientes

Un cliente fuma un cigarro en la barra del bar Spirit con con la norma de prohibición ya activada. :: LP

Mapa interactivo
Propuestas gastronómicas, sugerencias de ocio, rutas, alojamientos, restaurantes...

Noticias de Castellón

lasprovincias.es