lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 16 / 25 || Mañana 17 / 24 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Julián Ribera, un arabista valenciano en la Academia

A LA LUNA DE VALENCIA

Julián Ribera, un arabista valenciano en la Academia

LAS PROVINCIAS celebró hace un siglo que un distinguido colaborador del periódico alcanzara un sillón en la Academia

31.05.12 - 00:11 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Ahora hace cien años, a finales de mayo de 1912, la redacción de LAS PROVINCIAS se contagió de alegría al conocer que un colaborador de la casa, un intelectual y erudito de tan alto prestigio como Julián Ribera, iba a ingresar en la Real Academia de la Lengua. Porque Ribera, durante toda su vida, además de escribir en el periódico y en su Almanaque, se había distinguido por su amistad con el fundador del periódico Teodoro Llorente, al que admiraba profundamente.
Ribera, nacido en Carcaixent en 1858, era hijo de una notable familia de propietarios y exportadores de naranja. Estudió bachillerato en Valencia, se especializó en filosofía, griego y árabe, y se doctoró en la Universidad de Madrid. Desde 1882 se distinguió como gran discípulo y colaborador del mejor experto arabista español, el profesor Codera. Cinco años después, Ribera ganó la cátedra de Árabe de la Universidad de Zaragoza, que habría de desempeñar hasta 1905.
Sus investigaciones y publicaciones le hicieron famoso en su especialidad en pocos años. En contra de las simplificaciones clásicas, su forma de entender el amplio periodo islámico de la historia de España no perfilaba cortes radicales, sino procesos de transformación, convivencia y mutua influencia de las dos culturas. Tres si se suma, como es justo, la judaica. Al mismo tiempo, Ribera se ocupó del habla de las gentes; hasta intuir y mostrar que tampoco había habido cortes bruscos, sino procesos de transición e influencia mutua.
En el marco de la geografía valenciana anterior a la conquista, el habla mozárabe, de ese modo, cobraría un papel singular. Que en nuestro tiempo ha dado argumentos a quienes niegan que los vecinos de Valencia pasaran de hablar árabe a expresarse en catalán importado por los conquistadores, en unas pocas semanas.
Julián Ribera, fue trasladado a Madrid, en 1905, para enseñar Historia de la civilización de los judíos y musulmanes. Y en 1913 pasó a ocupar, en la misma Universidad, la cátedra de Literatura arábigo-española. Sus publicaciones fueron constantes: en Zaragoza creó la «Revista de Aragón», al estilo de la creada por Roque Chabás, donde había colaborado de joven. Al mismo tiempo, su docencia creó una escuela española de arabistas, donde Asín Palacios, Remiro y Linares fueron sus mejores alumnos.
Por desgracia, sus muchos trabajos le impedían venir a Valencia como deseaba. En una carta que en junio de 1903 envió a Lo Rat Penat -y que pronto se publicará en el nuevo epistolario de Llorente que prepara el biznieto del poeta- Julián Ribera se lamenta de que su familia ya está veraneando en la casa de Carcaixent pero él no puede viajar al homenaje que se prepara a Teodoro Llorente. Y se queja porque en Zaragoza y Madrid «se figuran que soy aragonés». «Ya tengo ganas de que crean la verdad: soy valenciano», remata como en un grito.
En Tuenti
La información de los barrios de Valencia y sus comercios, ahora en internet.
Noticias, agenda, fotos...
Servicios, guía útil...
Entrevistas, gente...
Lo que más te interesa...
Reportajes, comercios...
La información cercana...
Más imágenes destacadas de 1982
Las fotos de la pantanada de Tous de 1982 y sus consecuencias
Síguenos en ·
lasprovincias.es