lasprovincias.es
Jueves, 24 julio 2014
claros
Hoy 23 / 27 || Mañana 23 / 27 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Todas las piezas para montar un Seat 600

Comunitat

Todas las piezas para montar un Seat 600

19.11.11 - 00:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
No es una tienda de recambios de automóviles al uso actual. Ni lo pretende, claro, sino todo lo contrario. Al entrar, más bien parece un museo, porque uno se ve rodeado de emblemas y anagramas que le retrotraen a décadas atrás. Casi todos son de modelos de Seat, Renault, Citröen, Peugeot, Opel, Talbot... que hace tiempo que no se fabrican. En algunos casos incluso se trata de tipos de vehículos que ni se ven circular por ahí.
Estamos en Recambios Tamarit, en el número 62 de la calle Sueca de Valencia, una dirección que conocen bien coleccionistas, mecánicos restauradores y automovilistas que aman sus coches antiguos y los miman con una pasión que les lleva a preservar todo detalle. Porque, claro, no basta con cuidar el vehículo, hacen falta recambios; en unos casos para llevar a cabo el mantenimiento rutinario, y en otros, para reparar averías o recomponer los desperfectos de cualquier accidente. Y ¿donde encontrar esas piezas? Difícil, y, desde luego, peor aún en las tiendas convencionales del ramo. Cabe que en algún sitio se encuentre algo de lo que se busca, que más allá se tenga suerte en otras cosas, pero completar lo necesario puede llevar mucho tiempo si no se sabe acertar desde el principio, porque, ya se sabe, estamos hablando de modelos de coches que dejaron de fabricarse hace tiempo. ¡Si hasta en vehículos más recientes se complican las cosas en ocasiones! Normalmente, las marcas sólo siguen reponiendo stocks de recambios hasta diez años después de dejar de fabricar un coche determinado.
Estantes repletos
Por eso existe esta casa repleta de añoranzas que resuelven problemas y justifican ilusiones a diario. Rosa Tamarit, su dueña y dependienta, muestra desde el otro lado del mostrador algunas de las colecciones de accesorios de marcas que tiene más a mano. A su alrededor, las estanterías están atiborradas de piezas, con sus cartelitos que acreditan con claridad de qué modelo son, y un sinfín de cajas que guardan los repuestos más pequeños. Detrás, más estantes llenos hasta el fondo de la tienda. De algunos puntos altos cuelgan múltiples correas de ventilador y de alternador de todos los diámetros.
Pero indica que hay más existencias, las más voluminosas las guarda en almacenes. Allí tiene puertas, ventanas, cristales, techos, capós..., hasta partes de chasis.
Sostiene esta mujer, tan enamorada de los coches antiguos como sus clientes, que «ahora mismo, si nos lo propusiéramos, podríamos montar aquí mismo un Seat 600 entero, hasta el último detalle; porque tengo de todo, pero el 600 es nuestra gran especialidad y recibimos pedidos de todas partes».
El negocio lo abrió en 1960 el padre de Rosa, José Tamarit, que era de Segorbe y bajó a Valencia para «trabajar con su tío José, que tenía en la calle Císcar una casa de alquiler de triciclos y motocarros». Allí fue adquiriendo experiencia motorizada el joven José, quien se independizó poco antes de casarse y montó el comercio de recambios que aún perdura hoy con éxito gracias a haberse especializado.
Por aquella época, lo que más había en el mercado eran Seat 1400, 600 y 1.500; los 124 y 1430 llegarían después. Y de Renault abundaban los Dauphine, Ondine y Gordini, que Rosa recuerda que «se conocían popularmente como los coches de las viudas, porque tenían poca estabilidad y a veces derrapaba en las curvas»; hasta tal punto que se inventaron unos tirantes para tratar de sujetarlos mejor. Luego llegaron el 4L, el R8, R10...
Nuevo o recuperado
La posterior gran eclosión del mercado automovilístico, con la llegada de muchas marcas y modelos, incrementó la competencia directa de los propios concesionarios en cuanto a recambios y muchos de los comercios clásicos optaron por unirse y modernizarse para poder resistir. El padre de Rosa se tuvo que plantear qué hacer. Porque «los compañeros le decían -explica la hija- que tirara lo antiguo, que ya no servía y se imponían nuevas formas de negocio», pero José Tamarit se resistía «porque le había pillado precisamente con muchas existencias de aquellos modelos y era un dineral; un crimen tirarlo». Así que, «como ya empezaba a ocurrir que venían clientes en busca de cosas que no encontraban en otros sitios, se decidió seguir con lo que teníamos». Se especializaron y acertaron.
Casi todo lo que tiene es nuevo, original, 'de trinqui', pero también hay mucho recuperado en desguaces, sobre todo en lo que se refiere a plancha. De igual manera existen industriales de repuestos y accesorios que aún fabrican piezas, porque hay demanda firme o sirven para varios modelos, o porque se los encargan. En esto suele haber la dificultad añadida de que «si haces un pedidode algo ha de ser de cientos o miles de unidades». Y para cuando no hay más remedio, se recurre al tornero o al planchista especializado, 'manitas' capaces de hacer lo que sea con mucho cariño y máxima fidelidad. Y aunque Rosa no necesita mucha informática para saber y encontrar lo que tiene en la tienda, los clientes pueden acceder por internet a un gran catálogo de la casa, en www.recambiostamarit.com. En las ferias especializadas también las conoce. Las recorre casi todas, y en esto colabora su hijo Francisco, si le dejan los estudios.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Todas las piezas para montar un Seat 600

De 'trinqui'. Cuenta-kilómetros nuevo de un coche Seat 124 LS. :: DAMIÁN TORRES

Originales. Pomos de cambio de marchas de Seat 124 y 1430, con cangrejillos y pechinas. :: TORRES

Muestrario. Rosa Tamarit, con emblemas de modelos que ya no se fabrican. :: D. TORRES

La información de los barrios de Valencia y sus comercios, ahora en internet.
lasprovincias.es