lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 24 / 27 || Mañana 24 / 27 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«No decido cuándo componer, me salen las canciones del desorden»

ENTREVISTA

«No decido cuándo componer, me salen las canciones del desorden»

03.11.11 - 00:12 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
A finales del mes pasado, Amaral presentó su último trabajo: 'Hacia lo salvaje'. El que es su sexto trabajo de estudio llega salpicado por los recientes acontecimientos sociales que se han sucedido en el mundo, como la 'Primavera árabe' o el 15-M. No obstante, Juan Aguirre, la mitad masculina del grupo que empuña la guitarra en los conciertos, se muestra tranquilo en este nuevo proyecto. El escenario de la Volvo acoge la presentación de este disco mañana viernes. Recientemente galardonado con el Premio Nacional de las Músicas Actuales, una cosa parece segura en Amaral, porque se ha mantenido desde que en 1998 saltaran a la fama: su música y sus directos no dejan indiferentes.
-El nuevo álbum se titula 'Hacia lo salvaje'. ¿Se dirige Amaral hacia lo salvaje o lo hace la sociedad que observan?
-El término salvaje, para nosotros, es ir hacia lo desconocido o hacia lo misterioso, pero en concreto no se refiere al grupo o a la sociedad. La canción con este título está escrita con tintes personales. Es una canción de huída. Si aquel que la escuche lo quiere extrapolar a lo social o a la vida de alguien o de sí mismo, eso es lo bueno que tienen las canciones, que la gente las hace suyas cuando le llegan. Pero está escrita desde un punto de vista personal.
-¿Y el álbum que aporta de nuevo a la trayectoria del grupo?
-Somos, tanto Eva como yo, bastante poco afortunados hablando de nosotros mismos. No somos nada buenos haciendo esto. Escribimos de forma impulsiva y visceral. Esto quiere decir que, probablemente, la gente que lo escuche desde fuera tiene una visión mejor que la nuestra. Para nosotros es una colección de doce canciones. Siempre decimos que escribimos canciones porque no sabemos hacer películas. Son doce canciones verdaderas, más allá de que puedan sonar de una forma u otra. Pretendemos que suenen reales, simplemente. Nuestro ideal es que cuando se escuchen nuestras canciones suceda como cuando ves una película, que te metes en ese mundo, pero sabes que no es real. Es la meta que nos ponemos cuando escribimos. Si no nos creemos las canciones, no sirven.
-¿Suenan más fuertes, más rockeras, las melodías en el anterior trabajo 'Gato negro Dragón rojo' y en este último?
-Puede ser una impresión suya y puede ser de mucha gente. Puede ser cierto, no lo sé. Hacemos las canciones que nos gustan pero, como decía, no se me da hablar de nosotros mismos. Somos un grupo que mira adelante.
-También, en estos dos trabajos, las letras parecen tener tintes más sociales. ¿Lo cree usted así?
-Siempre, las letras, expresan lo que sentimos, lo que tenemos dentro, lo que vemos de la gente que nos rodea. Observamos las calles donde vivimos o por las que viajamos. Ha sido así desde el principio. Hablamos de relaciones. De relaciones de amor, de desamor, de amistad, de confusión, de tristeza, de presión, de alegría, de relaciones con la ciudad en la que has nacido, entre otras muchas. Lo que siente la gente puede ir en una canción u otra. En este disco no hemos cambiado la forma de ver la realidad. Quizá hemos evolucionado de forma natural, pero miramos al pasado. La filosofía de los inicios del grupo sigue intacta.
-¿Se puede decir que la principal fuente de inspiración de Amaral es mirar a su alrededor?
-Es eso y es un poco de todo. Es vivir. No decimos «nos vamos poner a componer». Las canciones llegan cuando menos te lo esperas. A veces tienes una guitarra, a veces estás en casa, en un avión o en un tren. Tanto a Eva como a mí nos sucede esto y después ponemos orden en ese caos con el resto de instrumentos, pero no tenemos un sistema de composición concreto. Nuestra música nace casi siempre del caos o del desorden.
-Pues ese caos le ha dado un Premio Nacional de las Músicas Actuales. ¿Cómo se sienten?
-Un poco apabullados. Para nosotros el premio más importante es premio de tocar y que la gente venga a vernos. Hay que ser agradecido, pero hay que quitarle importancia, porque no puedes hacer girar tu vida en torno a los premios y a la industria musical. De hecho, Eva y yo estamos bastante ajenos a todo lo que no es música y es tocar. Nos hemos mantenido ajenos a eso. Sobra decir que se agradece el premio, pero no hacemos nuestra música en base a ello. Por lo que somos afortunados es por nuestros seguidores.
-Pese a mantenerse ajenos al mercado, son de los grupos que más discos venden en España.
-Es cierto, pero los protagonistas son los que nos siguen, compran nuestra música y creen en nuestra música. No somos un grupo fabricado en ningún sitio. Empezamos tocando en bares y nuestra manera de vivir es la misma, aunque tocamos ante mucho más público. Amaral no está a la venta. No nos ha interesado meternos en historias raras más allá que grabar discos y tocarlos en directo. Es nuestra manera de entender la música y vivirla. El resto nos da igual.
-Muchos admiradores halagan esa manera de nacer, desde los bares, viajando y durmiendo en casa de amigos de prestado.
-Ha sido nuestro modo de vida. Siempre hemos sido nómadas y viajeros. Nos quedábamos en casa de amigos músicos igual que ahora hay amigos músicos que se quedan en nuestra casa a dormir si lo necesitan para poder tocar. Es una cadena, nosotros somos un eslabón más.
-Pero son uno de los eslabones más altos del panorama actual. ¿Qué opinión tiene acerca de cómo afectan las descargas de música por Internet?
-Internet es una herramienta fundamental para la difusión de la música. Así de simple. Cuando tenía quince años, me grababa cintas de casete de mis vecinos, que ellos tenían, porque yo no me las podía comprar y así conseguí escuchar por primera vez a muchos grupos.
-¿Y sobre las irregularidades en la dirección de la Sociedad General de Autores y Editores?
-Si se demuestra que han robado, son unos auténticos sinvergüenzas. Están defendiendo un canon digital que considero injusto y, encima, se lo quedan. Si de verdad se demuestra que se lo han quedado, son unos caraduras. Deberían devolver todo lo que se han quedado y pagar por ello.
En Tuenti
«No decido cuándo componer, me salen las canciones del desorden»

Juan Aguirre durante un concierto de Amaral. :: JAVIER CEBOLLADA/EFE

Videos de Cultura
más videos [+]
Cultura
lasprovincias.es