lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 21 || Mañana 14 / 20 |
más información sobre el tiempo

Comunitat

LA PÓLVORA, A EXAMEN

31.07.11 - 00:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Rituales de fuego inundan cada año cientos de municipios valencianos. Los cohetes cobran protagonismo en las fiestas de la Comunitat, sobre todo, en verano. Pero a partir de ahora quien quiera prender la mecha tendrá que superar un examen. Tal y como ha anunciado esta misma semana la Conselleria de Gobernación, los participantes en cordaes, correfocs, passejaes y despertaes deberán mostrar un carné de tres letras: el CRE (Consumidores Reconocidos como Expertos).
Es el último paso para poder blindar la pólvora en la Comunitat, cuyo uso ponía en peligro una directiva europea aprobada por Bruselas en 2007 que prohibe los cohetes de trayectoria errática (los conocidos borrachos). El esfuerzo de las administraciones ha permitido adaptar esta norma con una condición clave: que los tiradores estén bien formados.
Esta acreditación supone el punto y final para salvaguardar la pirotecnia en las fiestas tradicionales de la Comunitat. Fuentes del sector consultadas estiman que más de 130.000 valencianos tendrán que contar con el carné de CRE si quieren participar en los actos festivos en los que se maneja pólvora.
La despertà es uno de ellos. Sólo en Valencia hay alrededor de 100.000 falleros, a los que hay que sumar 29.000 pertenecientes a las comarcas de La Ribera, La Costera, La Canal de Navarrés y La Safor. En la Marina el número de miembros de comisiones falleras supera los 2.000. En la provincia de Castellón, sólo en Burriana la cifra ronda los 3.000.
A todos ellos hay que añadir los cerca de 4.000 miembros de las peñas que forman la Federación de Asociaciones de Amics del Coet y 400 de las 16 agrupaciones de la Federació de Dimonis i Diables que participan en los correfocs. Todos ellos suman más de 130.000, la cifra aproximada de valencianos susceptibles de tirar borrachos y trós de bac en estas fiestas.
La obligación de contar con el carné entra en vigor el 8 de noviembre de este año. Será entonces cuando todos los participantes tengan que contar con el carné. Además, la Generalitat creará un registro para controlar las personas acreditadas.
Los colectivos implicados respaldan que haya que pasar una prueba ya que incide en la seguridad pero, sobre todo, porque asegura la permanencia de la pólvora en la Comunitat. «Es una iniciativa muy positiva», apuntan desde la Cordà de Paterna, donde se disparan más de 50.000 cohetes. Aunque esta localidad, como muchas otras, ya lleva años aumentando las medidas de protección.
Desde la Federación de Amics de Coets, Juan Luis Rodrigo explica que estos cursos reglados «ordenan la transmisión oral que ha habido siempre de padres a hijos».
Para obtener el certificado de CRE, los interesados deberán realizar un curso de formación obligatorio y superar una prueba teórico-práctica. El contenido mínimo del programa versará sobre el funcionamiento de los artificios que vayan a emplearse, su correcta utilización, posibles riesgos y medidas de prevención.
También ofrecerá conocimientos sobre el desarrollo del espectáculo, las medidas de seguridad y emergencia así como los procedimientos de recepción y devolución de los artículos. Todo ello deberá complementarse con las singularidades de cada una de las modalidades festivas.
Podrán realizarlo los miembros de agrupaciones y peñas. Los particulares tendrán que agruparse para poder acceder a él.
Las federaciones, asociaciones y peñas serán las encargadas de impartir la formación. Lo harán los llamados responsables de grupo, personas con conocimientos en artículos pirotécnicos capacitados para formar a otros. A día de hoy ya hay más de 400 jefes de grupo instruidos.
Está previsto que la orden del Consell que recoge esta formación esté aprobada y publicada a principios de septiembre. Antes se estudiarán las posibles alegaciones. Y es que todavía quedan algunos flecos por pulir. Desde la Federación de Amics del Coet están de acuerdo con que los responsables de grupo den las clases pero creen que la evaluación debería estar más controlada. «Todos estamos muy implicados. Nuestra propuesta es que la Generalitat acredite a las principales federaciones como entidades evaluadoras», apunta Rodrigo.
Evaluación
El propietario-gerente de la pirotecnia Europlà de Bélgida, Francisco Martínez, considera que las administraciones y en concreto el área de Industria de la subdelegación de Gobierno, debe estar implicada en el proceso evaluador, «bien siendo su personal el que examine o mediante una selección de las personas que hagan esa tarea», concreta Martínez, que también es y consejero de seguridad ADR-Explosivos.
El documento plantea otras incógnitas. Desde la Federación de Asociaciones de Amics del Coet lamentan que la obligatoriedad de contar con la acreditación acabará con la participación espontánea que hasta ahora había en algunas celebraciones, como en la passejà de Quart de Poblet y en la Nit de l'Albá en Elche. «Al menos, en una veintena de municipios de la Comunitat Valenciana tendrá que formarse una agrupación para poder acceder al CRE. Quien quiera participar tendrá que decidirlo con antelación», explica.
Otra incógnica que planea sobre la orden tiene que ver con la despertà. Según explican los expertos, durante el acto se utiliza el tró de bac pero también el tró de mecha, que se vende en quioscos. Lo que todavía no está claro es si se requerirá el carné de CRE para participar en la celebración o sólo si se van a disparar trons de bac.
¿Pero cuántos kilos de pólvora se pueden utilizar en estos actos festivos? Un dato revelador es que sólo en las principales cordaes (Aldaya, Alaquàs, Mislata, Paterna, Bocairent y Beniparrell, entre otras) se queman cada verano en torno a 10.000 kilos de materia reglamentada. «En una cordà considerable como pueda ser cualquiera de las de poblaciones como Alaquàs o Aldaya, se emplean más de 2.500 docenas de cohetes distribuidos entre tipos del 4, 6, 10 o 12, de fuego seguido o paradas. En total, unos 500 kilos de media», ejemplifica Martínez.
Por su parte, el veterano pirotécnico Vicente Caballer se muestra a favor de la prueba pero hace una llamada de atención para evitar equivocaciones. «El carné de CRE permitirá participar en los actos de la calle, como los correfocs, pero no en espectáculos de pirotecnia, como mascletaes y castillos. Esto sólo es para la categoría 4 y talleres de expertos», alerta Caballer. «Los fabricantes de pirotecnica no queremos que se confundan las cosas. Hay que poner orden», insiste el presidente de la Asociación de Pirotécnicos de Valencia (Piroval).
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
LA PÓLVORA, A EXAMEN

Un participante en un correfoc en Valencia, rodeado de chispas, luz y color. : : JUANJO MONZÓ

LA PÓLVORA, A EXAMEN

Una persona disfrazada observa un castillo de fuegos artificiales que pone punto y final a un correfoc. :: JESÚS SIGNES

La información de los barrios de Valencia y sus comercios, ahora en internet.
lasprovincias.es