Las Fallas también son cosa de mujeres

Las comisiones empiezan a confiar en artistas, pirotécnicas y presidentas para mejorar la fiesta más internacional El espectáculo, la imagen y la presidencia en los casales tienen nombre femenino

L. SORIANOVALENCIA.
La pirotécnica Reyes Martí (i) celebra, ayer, el éxito de la mascletà disparada ayer. ::
                             DAMIÁN TORRES/
La pirotécnica Reyes Martí (i) celebra, ayer, el éxito de la mascletà disparada ayer. :: DAMIÁN TORRES

Mujeres, preparadas y amantes de la fiestas. Ellas también no sólo son parte de la fiesta, sino que son piezas esenciales.

Reyes Martí es la única pirotécnica que desde hace ocho años consigue hacer vibrar a los espectadores en la plaza del Ayuntamiento con sus explosivas mascletaes. Todo su equipo está formado por mujeres, excepto su marido y su hijo. Ayer volvía a dedicar su disparo a las mujeres trabajadoras.

Pirotécnicas y también artistas falleras como Eva María Cuerva, una de las pocas mujeres que planta falla en Valencia. Como ella misma relata, se metió en el mundillo de los artistas falleros «cuando tenía 15 años y ya llevo 20 años, que no es poco». Eva explica que habrá una docena de mujeres artistas falleras, «pero en activo creo que tres o cuatro. Como Rosa, de Cate y Rosa, que planta infantiles y es de Burriana o Desiré Triviño». Reconoce que hoy día todavía es difícil moverse en un sector tradicionalmente de hombres, «no tanto por los compañeros, que ya lo tienen muy asumido y he colaborado con muchos de ellos como escultora, sino porque parece que tienes que demostrar más a las comisiones que tu trabajo es bueno y que te pueden contratar con tranquilidad». Eva este año planta en la falla Barraca-Espadán, con el lema 'El show debe continuar'; en Virgen de la Cabeza, con el lema 'Divina adivinalla' y en Trinidad-Alboraya con el lema 'Flora y fauna'. Asegura que poco a poco el 'chip' va cambiando «y me estoy encontrando con fallas que me dicen que me contratan, no sólo porque valoran mi trabajo, sino también porque es un valor añadido ser mujer y es algo que da originalidad a la comisión».

También es cada vez más normal encontrar mujeres presidentas de falla, como Mercedes Colón, de Huerto de San Valero-Av. de la Plata. «Fui la primera presidenta del sector Quatre Carreres y estoy en el cargo desde 2003. Pienso que se dirige igual siendo hombre o mujer. El trabajo es el mismo. Ahora sí, así como las presidentas sí limpiamos el casal, pienso que eso está menos generalizado en los presidentes».

Laura Cano, por ejemplo, no sólo es presidenta de Almirante Cadarso-Conde Altea, también lo es de la Federación de Fallas de Especial. «Todavía es difícil que te dejen dirigir, pero no dirigir en sí. Para mí es un orgullo y una responsabilidad ser la primera mujer al frente de la Federación de Especial. Espero dejar la representación alta. Quiero dar guerra y dejar huella. Es una experiencia ilusionante».

Elin Castillo, es presidenta de Salamanca-Conde Altea. «Es mi segundo ejercicio como presidenta y llevaba cuatro como vicepresidenta primera. Me rodeado de una directiva estupenda, con un hombre, Guillermo Bertomeu, y tres mujeres: Rosa Garrigues-Trenor; María José Delgado de Molina y Elín Aynat, mi madre», apunta esta joven que fue de la corte de honor de Gueguel Massmanian. Mercedes Escrich, presidenta de Padre Alegre-E. Navarro dice que lo del cargo «todavía tiene su aquel, porque piensan que lo de presidir sigue siendo cosa de hombres. Poco a poco van cambiando el chip. Hay que acostumbrarse a que el cargo lo representen hombres y mujeres».

Fotos

Vídeos