Juicio por la jaima

A. RALLO
Juicio por la jaima

Mañana movidita en la Ciudad de la Justicia. A las 9.30 horas, una concentración de activistas pro-saharauis calentaba el ambiente previo al juicio contra una compañera por un delito de desobediencia. Los cánticos no eran precisamente de apoyo al Gobierno central.

Los hechos se produjeron a raíz de la negativa del grupo a desmontar una jaima que instalaron frente al Palau del Temple, donde desde finales de noviembre permanece acampado un grupo para denunciar la situación en el Sahara Occidental.

La instalación de la tienda es, en todo caso, una infracción de la ordenanza de parques y jardines, pero nada más que eso. De hecho, el fiscal pidió la libre absolución para la única acusada y recordó el principio de mínima intervención del Derecho Penal. «Esto ni es un delito ni una falta», indicó. Incluso llegó a reconocer que la protesta del grupo era «digna de admirar». No fueron pocos en la sala los que se sorprendieron.

Fotos

Vídeos