lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 24 / 27 || Mañana 23 / 26 |
más información sobre el tiempo

GPS

Joyas de vinilo

Los coleccionistas tienen una cita en Nuevo Centro con una feria dedicada al cine y la música

05.11.10 - 01:07 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Vinilos originales de mitos musicales, carteles de conciertos y películas descatalogadas son algunas de las joyas que se pueden encontrar este fin de semana en la Feria de coleccionismo discográfico y cinematográfico celebrada en Valencia.
Hasta el sábado, expositores de medio mundo muestran sus artículos en el Centro Comercial de Nuevo Centro.
Se trata de una cita ineludible para aquellos amantes de la música y del séptimo arte que quieran buscar artículos exclusivos. El horario del evento es de 10 a 22 horas y la entrada es completamente gratuita.
Alrededor de 25 coleccionistas han puesto en venta desde el jueves sus estimados tesoros. Unos aficionados han llegado desde la península, pero otros han recorrido miles de kilómetros para estar estos días en la capital del Turia. Así, hay melómanos y cinéfilos ingleses, franceses o italianos que han viajado con sus mejores piezas.
Cada uno es especialista en un grupo de música o en un género cinematográfico. En muchas ocasiones, sus gustos están relacionados con su país natal.
Por ello, es fácil encontrar expositores franceses con un gran repertorio de vinilos de rock galo de los años 50, italianos que reúnen discos de importantes baladistas o participantes ingleses especializados en música popera británica.
De este modo, los visitantes pueden disponer de discos que no se han editado todavía en España y que sólo se pueden adquirir en este tipo de eventos. Al asistir a estos mercados de compra y venta, se ahorran la molestia de viajar al extranjero para lograr sus preciados tesoros.
Algunos de los congregados llevan medio siglo reuniendo vinilos, discos, dvd, fotografías, carteles, guías, programas o diapositivas.
Saben que tener una buena colección es cuestión de tiempo y paciencia, por eso nunca se cansan de buscar y disfrutan en cada una de las ferias que se celebran.
Sus repertorios son tan amplios que al evento sólo se llevan una pequeña parte de su material, aquel que están dispuestos a vender al público mayoritario.
Algunos de ellos tienen colecciones particulares que rondan el millón de discos, más o menos, y que sólo podrían ser transportadas con un camión de grandes dimensiones.
En cuanto a estilos musicales, en la muestra del Centro Comercial de Nuevo Centro hay cabida para todos ellos.
Amantes de The Who, fieles a Madonna, nostálgicos de Michael Jackson o seguidores de la música clásica, todo puede encontrarse en los puestos de esta celebración. Sólo es cuestión de tomarse su tiempo y buscar entre los expositores.
Géneros como el jazz, salsa, heavy, folk, blues, psicodelia o punk son otros de los más solicitados por los asistentes al evento.
Más allá de los aires comerciales, de aquellas músicas que a diario se escuchan por las emisoras de radio, las ferias son el lugar ideal para impregnarse de las corrientes independientes del panorama musical y cinematográfico de ayer y de hoy.
Algunos de los expositores están empezando su colección particular y otros desean completarla. Jóvenes, veteranos, profesionales y aficionados pueden encontrar su artículo fetiche en esta celebración que estos días visita la ciudad de Valencia.
Música y cine caminan de la mano
El mundo del cine también tiene un lugar especial para los coleccionistas congregados este fin de semana.
Música y séptimo arte suelen caminar de la mano, por ello muchos asistentes dedican gran parte de su repertorio a productos exclusivos de la gran pantalla. Los visitantes pueden encontrar artículos relacionados con cineastas de la talla de Alfred Hitchcock, Charles Chaplin, Frank Capra o de los mismísimos hermanos Lumière.
Por otra parte, es fácil encontrar carteles de películas originales o replicas exactas de los artículos originales. En el tema de las instantáneas, los coleccionistas son todavía más puristas. Muchos de ellos acuden con los negativos inéditos o carretes que se utilizaron en las sesiones fotográficas.
Es fácil encontrar a seguidores de Los Beatles que tienen las instantáneas de las portadas de sus discos o las que ilustraron los carteles de algunas de sus películas.
De los músicos de Liverpool se pueden encontrar, además, periódicos de la época que anuncian conciertos del grupo, autógrafos, reportajes con la visita de los escarabajos a España o fotografías de las grabaciones de alguna de sus famosas películas.
La relación entre música y cine culmina en las bandas sonoras. Cada vez más directores se empeñan en lograr una buena banda sonora para su película y muchos coleccionistas han dedicado sus muestrarios a adquirir estas inolvidables melodías. John Williams es uno de los compositores de música para el séptimo arte más admirado. Sus piezas para La Guerra de las Galaxias, Tiburón, Indiana Jones o Harry Potter han marcado un antes y un después en la era del cine sonoro. Sus creaciones son admiradas por miles de cinéfilos y tienen un lugar especial en las muestras que se ponen a la venta estos días en Valencia.
Otros creadores de melodías para el mundo del celuloide como Danny Elfman, Hans Zimmer o Ennio Morricone disfrutan de un lugar especial en este encuentro.
Los más afortunados pueden encontrar las grabaciones originales de sus pistas favoritas, pero también pueden acceder a grabaciones caseras hechas en los momentos de la creación de las melodías.
Los asistentes a la Feria de coleccionismo discográfico y cinematográfico tienen, además, la oportunidad de cambiar o vender su propio material. No todos los asistentes quieren comprar, algunos quieren sacar beneficios liquidando algunos objetos que guardaban en casa con el fin de obtener algo de dinero en ésta difícil época.
De ello sacan provecho los coleccionistas, que obtienen los artículos a un precio más asequible que en otras ocasiones.
Con miles de visitantes por año, el recinto valenciano es el lugar idóneo para hacer contactos con clubes de fans, realizar encargos al extranjero, acceder a catálogos y revistas especializadas o, simplemente, compartir una misma afición con otras personas.
Muchas de las amistades que se forjan en estos días suelen durar años.
Los asistentes que se dedican al coleccionismo de manera más profesional suelen tener negocios particulares en sus lugares de origen.
Los más emprendedores tienen pequeñas tiendas de música y cine. Asimismo, hay otros que apuestan por Internet para anunciar sus artículos y por ello han montado sus negocios a través de la red.
En este sentido, la Feria de coleccionismo discográfico y cinematográfico supone una ocasión única para conocer en persona a otros apasionados de la música y del cine y poder entablar con ellos un contacto para futuras citas como ésta e incluso poder compartir algunas de las inquietudes.
Los románticos del vinilo
Cuando a principios de los 90 se pusieron en venta los cd, muchos fueron los que pensaron que el vinilo estaba condenado a la desaparición. Sin embargo, hoy en día, el disco de larga duración es el más demandado en las ferias de coleccionistas. Cada año aumentan los románticos del formato analógico.
Ellos defienden que las músicas más importantes de este siglo se han transmitido en vinilo y que todavía hoy, hay cientos de miles de canciones y grabaciones que no se han editado en formato digital. A su vez, los más nostálgicos aluden a que la música debe escucharse tal y como fue grabada en su momento, porque incluso las imperfecciones sonoras dotan a la grabación de mayor valor documental.
Por necesidad o por preferencia, los discos de larga duración causan furor estos días en el espacio del Centro Comercial de Nuevo Centro de Valencia.
En los diferentes puestos se guardan cientos de discos analógicos que esperan encontrar un nuevo dueño.
En cada uno de los estantes, los asistentes se paran con la esperanza de obtener esa grabación original o vender la que guardaban desde hace años en sus hogares.
La Feria de coleccionismo discográfico y cinematográfico recorre cada año más de 20 ciudades españolas. Antes de llegar a Valencia, el evento itinerante ha visitado lugares como Soria y Logroño, donde ha vuelto a contar con el apoyo del público.
Esta celebración está impulsada por Discoloco Records, empresa que apuesta por el coleccionismo y la conservación de grandes joyas.
La semana que viene la Feria llegará al norte de la península para pasar unos días en Bilbao.
A pesar de la crisis económica, estos particulares mercados tienen cada temporada mayor afluencia de público.
El año pasado, medio millón de asistentes acudieron a estas reuniones en distintas localidades de la península con el fin de encontrar artículos que no están al alcance en las grandes superficies.
Una cifra de visitantes que los organizadores esperan superar este año.
Hasta el sábado, los valencianos disponen de una oportunidad única para fomentar su afición por la música y el cine. Citas como ésta sólo llegan una vez al año a la ciudad y los buenos coleccionistas sabrán aprovechar este evento. Es momento de sacar viejas joyas del armario y de buscar también otras deseadas.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Joyas de vinilo
lasprovincias.es