lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 17 / 20 || Mañana 17 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
De la Oliva: la instructora casi perfecta

Comunitat

De la Oliva: la instructora casi perfecta

29.10.10 - 00:43 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Pilar de la Oliva vivió ayer un día feliz. De esos que dan para tres y cuatro baterías de móvil. Felicitaciones por mensaje, por llamadas y en persona. Su juzgado era como si a todos les hubiera tocado la Lotería. No es que parecía que estuvieran contentos, es que lo estaban. Se va la «capitana» de un equipo. Porque en su departamento ejercía como tal.
Y los resultados estaban ahí: el juzgado va al día. Y hoy, con el volumen de asuntos que entra en cualquier órgano, eso es casi misión imposible. Ella responde que trabaja mucho. Y lleva haciéndolo 23 años, desde que aterrizó en Valencia. Y no lo dice, como se le criticó en su día, por elevar su ego, sino que lo cuenta con la más absoluta normalidad. «Es exageradamente trabajadora», precisan. A veces, incluso se ha quedado sin vacaciones. Y tampoco se queja.
A eso se le une una «gran profesionalidad». Algo que destacan desde todo el círculo que le rodea. «No comete fallos». «Casi perfecta», añaden desde otro ámbito. Otro de los adjetivos que utilizaron para definirla fue el de «sensata».
La Policía la considera una más. Aprecian muchísimo su trabajo. Un alto cargo policial se alegraba cuando era ella la que estaba de guardia e iban a hacer una operación. «Su pulcritud y su minuciosidad» eran dos de los motivos.
Por ello, su juzgado es uno de los preferidos por la Policía. «Las instrucciones no tienen fallos», certifica un letrado. Y es «bastante dura a la hora de decretar prisión», añaden desde el mismo grupo.
¿Y por qué forma un equipo? Pues, entre otras cosas, porque ha sabido recortar la distancia tradicional entre funcionario y magistrado. «La he visto sentarse al lado de un empleado que empezaba y ayudarle, explicarle su cometido». En otros órganos, antes de sentarse a ayudar, se quejan y protestan.
Casada con un registrador de la propiedad y con hijos, aseguró que era el momento de presentarse al TSJ porque su familia ya estaba 'criada'. Le preguntaron insistentemente por qué no lo había hecho antes y dio la misma respuesta. Quedó claro que la familia es lo primero. No es la primera vez que, una vez finalizada su jornada, marcha a casa a preparar la comida.
Gran disposición
De la Oliva es de sensibilidad conservadora, pero se sitúa a kilómetros de distancia de su predecesor, aseguran. Su disposición a atender a todo el mundo -incluso a madres que le agradecen el interés que ha demostrado en un caso en su propio despacho- deberá recortarla en un futuro. «Es un encanto. Te recibe enseguida». Ahora la distancia será mayor. Y será más que complicado que pueda atender a todos. El día tiene 24 horas.
En el plano personal, el deporte es una de sus principales aficiones y que no descuida. Dicen que es muy frecuente verla en una conocida piscina de Valencia por las tardes.
Tiene casa en un pueblo de Granada de donde, al parecer, son sus padres. Habrá que ver si decide mudarse a la vivienda del Palacio de Justicia, en la que hasta ahora vive Juan Luis de la Rúa, pero quienes la conocen descartan por completo una mudanza.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
De la Oliva: la instructora casi perfecta

La nueva presidenta del TSJ, ayer, antes de atender a los medios en una desierta Ciudad de la Justicia. :: DAMIÁN TORRES

La información de los barrios de Valencia y sus comercios, ahora en internet.
lasprovincias.es