lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 18 / 26 || Mañana 16 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Los promotores reconocen que hay pisos cuya única salida es derribarlos

Economía

Los promotores reconocen que hay pisos cuya única salida es derribarlos

El sector inmobiliario admite que durante el boom se ocuparon solares que no eran adecuados para construir viviendas

08.10.10 - 00:14 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los promotores dieron ayer otro paso más en el reconocimiento de su culpa en la crisis inmobiliaria. Asumieron que hay viviendas que tienen en su stock que nunca se van a vender. Apuntaron que la única salida para estos inmuebles es derribarlos. Confesaron que los suelos que fueron fruto de la especulación ahora sólo sirven para el cometido que tenían antes del boom: ser cultivos o monte. El ladrillo ya no crece en cualquier suelo.
El sentimiento de que hay actuaciones inmobiliarias, de viviendas y también de terciario (polígonos industriales), que nunca se deberían haber construido está generalizado en el sector. En una jornada organizada ayer por BNP Paribas Real State junto a APD, la conclusión de la jornada fue demoledora. El primero en proponerlo fue Francisco Carbonell, director general de la promotora Onofre Miguel. «Hay stock de viviendas, oficinas y locales que no se venderán nunca, tanto por el precio como por la ubicación, y habrá que destruirlo».
Esta opción fue compartida por todos los integrantes de la mesa redonda en la que participó. Consuelo Sempere, delegada de Levante Tasaciones Inmobiliarias, afirmó: «Hubo una época en el que todas las promociones tenían salida pero ha llegado el momento en el que sabemos que no va a ser así». Sempere aseguró ayer: «Algún suelo en el que se quería construir se convertirá en cultivo».
Los expertos que ayer acudieron a la jornada de APD no se refirieron especialmente a las viviendas ya acabadas pero sí que consideraron necesario que el terreno agrícola que se compró para convertirlo en zona terciaria (polígonos industriales) vuelva a tener el uso anterior.
Joaquín Ivars, director territorial de BNP Paribas Real State en la Comunitat, afirmó ayer: «Hay mucho suelo de terciario que hay que dejarlo en barbecho». Como ejemplo, recordó el desarrollo urbanístico de la A-3 a la altura de Tarancón. La zona conocida como la senda de los pastores es, hoy por hoy, un desierto lleno de naves sin uso. «Hay mucho terreno que quería ser logístico y no hacía falta ser un gurú para ver que ahí no iba a pasar nada».
La opción de derribar los edificios que se levantaron con el boom inmobiliario sin que existiera una demanda real como residencia fue compartida ayer también por Mónica Sentieri, consejera delegada de RKV, y por Jorge Caruana, director de patrimonio de IGSA.
Caruana aseguró ayer que si retomara toda la publicidad de promociones y actuaciones urbanísticas que se repartía en las últimas ediciones de Urbe y Desarrollo «tendríamos que empezar a tirar todas las que, finalmente, no se han hecho y serían muchas».
Sin embargo, y pese a que en la jornada organizada por BNP Paribas y APD en la Bolsa de Valencia acudieron una buena parte de las promotoras que siguen operativas en Valencia, nadie quiso reconocer su propio error. Francisco Carbonell, director general de la promotora Onofre Miguel, explicó que es «muy difícil cuantificar cuántas hay que derribar pero que está claro que hay viviendas y suelos que no se van a comercializar nunca».
Al margen de estos desarrollos urbanísticos mal ubicados, el sector promotor rezuma cierto optimismo. Parte del excedente actual de viviendas ya lo tienen descartado por imposible, aseguran que hay inmuebles que tardarán hasta diez años en venderse, pero empiezan a aparecer algunas zonas donde el stock ya está desapareciendo y «ajustadas a precio» empiezan a aparecer oportunidades de promoción para venderse «dentro de dos años».
Fuera del mercado de viviendas, en el sector de retail, los principales ejes comerciales de la ciudad de Valencia empiezan a recuperar su actividad. Según explicaron desde BNP Paribas, las operaciones que se realizaron en los locales y naves industriales durante 2009 tuvieron como factor determinante el precio, es decir, las empresas buscaban reducir sus costes fijos. Sin embargo, BNP Paribas aseguró que las operaciones de este año buscan una mejora competitiva de la empresa ya que están motivadas lograr una ubicación más interesante que, años atrás, era impensable por el precio.
En Tuenti
Los promotores reconocen que hay pisos cuya única salida es derribarlos

Sin solución. Promoción de viviendas con campo de golf abandonando en la zona más desértica de Murcia. :: VICENTE LLADRÓ

Videos de Economía
más videos [+]
Economía
lasprovincias.es