lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 18 / 21 || Mañana 19 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Los bíceps a 40 gradosHabía una vez un circo...

Gente

Los bíceps a 40 gradosHabía una vez un circo...

06.08.10 - 00:36 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Alfio coge las ocho pelotas y las hace bailar al tiempo en el aire con una habilidad innata. Pese a su corta edad, (acaba de cumplir las 13 primaveras) tiene número propio y lo presentan como el malabarista más joven de España. Este adolescente forma parte de la gran familia del Circo Wonderland, 24 artistas que bajo una carpa hacen realidad cada noche un sueño para niños y mayores con tigres siberianos, dromedarios, búfalos escoceses, llamas o avestruces y el dromedario Vicente.
Como todos los niños Alfio también está de vacaciones. Bajo la carpa del Wonderland, viajan otros 7 niños en edad escolar que aprenden de su profesor, Agustín, de 45 años, en una caravana especial del circo. Esa roulotte es su clase y allí cursan las enseñanzas obligatorias supervisados por el Ministerio de Educación. Pero ahora disfrutan del circo y de su vida, y también, en la medida que pueden, colaboran en el espectáculo del circo.
Son 60 personas que hacen posible que a diario, a las 20.45 h., el presentador y conductor de la función, Javier Turiel, de la bienvenida a los 1.000 espectadores que caben en las gradas que rodean la pista del circo. Ahora están en Xàbia, en un pueblo al que también llegan miles de niños de vacaciones con sus padres, y que según el director de publicidad del Wonderland, Enrico Macaggi, les ha acogido tan bien, que han decidido prorrogar su estancia hasta el próximo domingo día 8.
Así, el Wonderland, hace su particular agosto en Xàbia con función diaria con su espectáculo 'Circus School Musical', un «charivari» o espectáculo de presentación que da inicio a la función con todos los artistas en la pista bailando una coreografía inspirada en el musical americano.
Después comienza la función. Los payasos, los acróbatas, la música, todos van ofreciendo lo mejor de ellos a los niños y padres que, embelesados, buscan la explicación a las habilidades que demuestran los artistas en la pista entregados siempre al público. Porque el circo Wonderland es la empresa circense más antigua de España, con 32 años de experiencia a sus espaldas que ofrece un espectáculo dinámico con coreografías y animales salvajes.
De procedencia italiana, este circo es valenciano. Desde su fundación ruedan por toda la geografía española para acabar siempre en Cullera, donde tienen su base y el almacén para las carpas y roulottes.
Y excepto el profesor, las 60 personas del circo tienen su función. Aparte de los 24 artistas, en el circo Wonderland viaja una cocinera, una costurera, cuidadores de animales, montadores, conductores, etc. Porque esta gran familia vive para el circo y del circo, aunque como toda empresa no atraviesa los mejores momentos y «hemos tenido que apretarnos el cinturón, sin menguar la calidad del espectáculo», asegura Enrico, quien en la pista se transforma en un malabarista.
Además el producto circense del Wonderland es internacional. Los siete trapecistas son los argentinos hermanos Acosta; los magos que protagonizan el número final con los seis artistas de la familia francesa Jarz; Pavel, el equilibrista es de la República Checa; el domador portugués, Marcos, que doblega las voluntades de seis tigres siberianos; o la también trapecista italiana Diana Macaggi, nacida en este circo; los Hermanos Segura en el trapecio, además de los dromedarios, llamas, los tres búfalos escoceses, caballos y ponis, que hacen que el Wonderland se transforme por arte de magia en una experiencia para los niños y mayores.
Porque son los niños los protagonistas de circo. Y para ellos, está pensado el número de Ringo Macaggi, el director del circo que se transforma en el payaso Berto y arranca las carcajadas a los cientos de niños que acuden cada día con el dromedario Vicente (un peluche de tamaño natural). Después llega el momento más mágico con los personajes de la película Madagascar, el león Alex, la jirafa Melman, la hipopótamo Gloria, y la cebra Martin.
Una oferta complementaria, la del circo Wonderland, al sol y playa de Xàbia. Una oportunidad única hasta el próximo domingo de disfrutar del mayor espectáculo del mundo a precios muy interesantes, que oscilan entre los 10 euros para niños en la grada lateral, hasta los 25 euros, la butaca más cara en la primera fila de la pista. Aunque como indica Enrico, hay que agenciarse los vales descuento que reparten por todo el municipio para que salga más económico a las familias.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Los bíceps a 40 gradosHabía una vez un circo...

Alex, el león de la película animada de Madagascar, es una de las atracciones del circo Wonderland instalado en Xàbia. :: JOSÉ IGLESIAS

Videos de Gente y TV
más videos [+]
Gente y TV
lasprovincias.es