La aterrorizada mujer que murió al tirarse de un autobús en marcha

Hace 50 años

María Montoro Benaches tenía 38 años, estaba casada y vivía en el Palmar. La tarde del 21 de julio de 1960 regresaba a su casa en un autobús desde Valencia. De pronto, notó un fuerte olor a aceite quemado. Acto seguido, y presa de un fuerte estado de nervios, comenzó a gritar «¡fuego, fuego!». Inesperadamente, sin pensarlo dos veces, abrió la portezuela que había junto al asiento que ocupaba y se arrojó del autobús en marcha cuando este circulaba «por el lugar denominado puente del Perellonet Nuevo».

La mujer cayó sobre la carretera, muy malherida. En un automóvil que pasó por el lugar fue trasladada a la casa de socorro de Ruzafa, pero en vista de su mal estado la ingresaron en el hospital provincial, donde falleció.

Lo que olió María fue el aceite que cayó sobre el tubo de escape al romperse el manómetro. Un suceso intrascendente, sin embargo las elucubraciones de su mente acabaron con su vida.

Fotos

Vídeos