lasprovincias.es
Miércoles, 30 julio 2014
sol
Hoy 23 / 28 || Mañana 19 / 28 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Las donaciones de óvulos y semen se disparan por la crisis

fuente de recursos

Las donaciones de óvulos y semen se disparan por la crisis

Clínicas de Valencia han pasado, en apenas un año, de no tener casi donantes a recibir varias peticiones diariamente

14.07.10 - 00:45 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Banco de óvulos en el Instituto de Reproducción Cefer. / Damián Torres
Someterse a un tratamiento de reproducción asistida siempre es un proceso complejo que implica varios factores, el más importante de todos ellos el de la ilusión de unos padres que el destino se resiste a que lo sean. Ya sea mediante inseminación artificial o fecundación in vitro, muchas mujeres se ponen en manos de las Venus del Siglo XXI, las clínicas de fertilidad. Y, claro, para que haya un embarazo siempre son necesarios un espermatozoide y un óvulo al que fecundar, lo que conlleva que haya alguien que los done. Pero ¿cómo es el perfil del donante de semen y la donante de óvulos? ¿Qué les mueve a hacerlo? ¿Ha aumentado el número de personas dispuestas a donar a raíz de la crisis económica?
«Una barbaridad». Ésa es la expresión que utiliza Ana Albors como respuesta a esa última pregunta. Albors es la coordinadora de la Unidad de Reproducción Asistida de la clínica Quirón de Valencia y es muy clara al respecto: «Debido a la crisis, recibo alrededor de 25 peticiones al mes, cuando hace un año y medio no había donantes y tenía casi que ir buscándolos».
Ahora se pueden permitir el lujo de «rechazar» a mucha más gente de la que jamás habían rehusado. «De cada 20 chicos, muchas veces sólo nos quedamos con un par, la calidad del semen es muy mala», sentencia.
También el perfil ha variado. Anteriormente era gente joven, principalmente estudiantes universitarios. Hoy, el perfil se ha ampliado. «Hay más mujeres que hombres que quieren donar, incluso madres de familia que no tienen trabajo». Sin embargo, Albors aclara que la compensación económica varía en función del desplazamiento que tenga que hacer el donante (procuran no seleccionar ciudadanos de la ciudad de Valencia para reforzar el anonimato). La cifra para mujeres es de alrededor de 800 euros y para hombres de 50 euros por donación, aunque no hay una cantidad prefijada.
Sí la hay, sin embargo, en la clínica de fertilización CEFER. Según cuenta su andrólogo, David Marina, la donación de óvulos se compensa con 900 euros y la de semen con 50. Esta diferencia de dinero se debe a que el hombre realiza su donación con una simple masturbación mientras que la mujer tiene que seguir un proceso, someterse a una operación con anestesia general y el procedimiento es mucho más largo, complejo y laborioso.
Tres motivos son los que llevan a alguien a querer ser donante: la compensación económica, tener un conocimiento sobre su propia salud reproductiva debido a los profundos estudios que se les realizan antes de aceptarlos como donantes y, aunque parezca contradictorio, el altruismo. «Pueden darse las tres circunstancias a la vez», reconoce el doctor, «hay muchos donantes que lo son por generosidad pero, obviamente, tampoco renuncian a la compensación económica».
El hombre se compromete a realizar 16 donaciones. Aunque la ley sólo permite 6 embarazos con el mismo esperma, muchas veces la inseminación no concluye en gestación.
«Cuando tenemos constancia de que ya se han llevado a cabo 6 embarazos con el mismo semen, las demás donaciones se utilizan para realizar estudios», afirma Marina. El andrólogo, además, asegura que en el centro donde trabaja no ha notado tan llamativamente el aumento de donaciones por la crisis económica aunque sí afirma que, con menos publicidad y resonancia que hace unos años, continúan teniendo el mismo número de solicitudes «o, incluso, un poco superior» en la clínica situada en Barcelona.
En la sede de Valencia sí que han notado el incremento de donaciones desde hace unos meses «debido a la crisis», afirma Nuria Galiana, bióloga de la clínica, que continúa: «Han incrementado tanto los donantes varones como las mujeres». En el centro valenciano, según Marina, «la donación de óvulos ha arrancado más tarde, a diferencia de lo que suele ser habitual»
Si se está planteando la donación, Albors da algunas de las pautas de selección que utilizan: la edad y unos análisis adecuados (tanto físicos como psicológicos). Además, no se escoge a personas con obesidad, de baja estatura o que padezcan miopía.
En Tuenti
La información de los barrios de Valencia y sus comercios, ahora en internet.
lasprovincias.es