lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 10 / 13 || Mañana 8 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Denuncian que el edil de Personal de Ibi ejerce pese a estar de baja laboral

Alicante

Denuncian que el edil de Personal de Ibi ejerce pese a estar de baja laboral

Un particular pide a la Inspección de Trabajo que investigue al concejal del PP, que además es director de la oficina local del Inem

28.04.10 - 01:42 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El concejal de Personal de Ibi, Rafael Pastor Parra, ha sido denunciado ante la Inspección de Trabajo por estar ejerciendo sus funciones en el Ayuntamiento a pesar de encontrarse en situación de incapacidad laboral transitoria en su ocupación como director de la oficina del Instituto Nacional de Empleo (Inem) del municipio. El denunciante considera que se trata de una «situación irregular», por lo que solicita que se abra una investigación y que se adopten las medidas oportunas «para evitar el perjuicio que estas actuaciones causan en el sistema público».
El pasado día 7 de abril, un ciudadano cuya identidad no ha sido facilitada remitía una denuncia a la Inspección de Trabajo para poner en conocimiento unos hechos presuntamente irregulares que implican directamente al edil delegado de Personal del Consistorio ibense, Rafael Pastor. En el documento, al cual ha tenido acceso este diario, se especifica que el mencionado edil presta sus servicios en el Ayuntamiento desde el año 2007, «asistiendo a comisiones y plenos, y cobrando indemnizaciones por ello, que suman varios miles de euros cada año», pese a encontrarse al mismo tiempo en situación de incapacidad laboral transitoria (ILT) en su trabajo como director de la oficina del Inem del municipio.
El particular aduce que «desde luego, el nivel de actividad de Rafael Pastor no cuadra con su situación y menos aún tratándose de quien se trata», por lo que justifica en su escrito ante la Inspección de Trabajo que considera su «deber» poner «esta situación irregular en su conocimiento, y confío en su buen criterio para evitar el perjuicio que tales actuaciones causan en el sistema público».
Este periódico se puso en contacto con el servicio público dependiente del Ministerio de Trabajo con el fin de recabar más datos sobre el asunto, pero la única respuesta que obtuvo es que las denuncias son confidenciales y sólo se puede facilitar información al propio denunciante, tras identificarse, o al juez si así lo requiere.
«En mi trabajo lo saben»
A la espera de saber si la Inspección de Trabajo decide finalmente admitir a trámite la denuncia de este particular y abrir una investigación al respecto, el edil de Personal ha manifestado su sorpresa e indignación tras conocer, a través de este diario, la queja interpuesta. De este modo, Pastor recuerda que, «justo cuando fui nombrado concejal, en el año 2007, me detectaron una enfermedad importante y tuve que iniciar un tratamiento, lo cual me obligó a hacerme la baja laboral en mi trabajo en el Inem». Agrega que, su ocupación política es mínima. «Soy concejal pero sin dedicación, no tengo exclusividad, por lo que no tengo ningún horario. La poca actividad que llevo a cabo en el Ayuntamiento es más que nada para distraerme por mi enfermedad, y en mi puesto de trabajo lo saben», argumenta.
Con todo, y a pesar de cobrar alrededor de mil euros mensuales por ser concejal con delegación y tener a unas 180 personas a su cargo en el Consistorio, según ha podido saber este periódico, el edil defiende su situación y afirma que, «yo no tengo ninguna relación laboral con el Ayuntamiento, sólo cobro por asistencia a plenos y comisiones, y como no estoy dado de alta ni cotizo en la seguridad social por ese concepto, no tengo la obligación de comunicar mi baja laboral».
Rafael Pastor, quien ha reconocido sentir un profundo pesar por la denuncia presentada ante la Inspección de Trabajo, confiesa que «no le encuentro sentido a que, después de casi tres años desde que me detectaran la enfermedad y me encuentre en esta situación, se lancen ahora estas acusaciones. Siempre he dado por sentado que estaba actuando de forma correcta, y no creo que sea incompatible la baja en mi trabajo con la actividad que desarrollo en el Ayuntamiento».
En Tuenti
lasprovincias.es