lasprovincias.es
Sábado, 30 agosto 2014
cubierto
Hoy 23 / 30 || Mañana 21 / 29 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Los afectados con malformaciones por la talidomida reciben ayudas 50 años después

Comunitat

Los afectados con malformaciones por la talidomida reciben ayudas 50 años después

«Nadie me explicaba lo que me había pasado», asegura el primer valenciano que recibirá una indemnización

23.03.10 - 01:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Medio siglo ha sido necesario para conseguir una indemnización. A finales de la década de los 50 y principios de los 60 del siglo pasado se calcula que en España unos 3.000 niños nacieron con graves malformaciones a causa de la talidomida: un medicamento consumido como sedante y calmante por mujeres embarazadas que padecían náuseas.
Sus efectos a medio plazo sobre el feto se desvelaron catastróficos. «Lo más común fueron los casos de focomelia, una anomalía congénita caracterizada por la carencia de brazos, a veces también de piernas, o casos de brazos muy cortos», explica José Marqués, vicepresidente de la Asociación de Víctimas de la Talidomida (Avite).
Ahora, cuando aquellos bebés se acercan a la edad de 50 años, el Gobierno español ha decidido indemnizar a 24 de los afectados con cantidades que oscilarán entre los 30.000 y los 100.000 euros. Uno de ellos es José Javier Gramage, un valenciano vecino de Ontinyent.
Pero en la Comunitat pueden ser muchas más las personas que llevan toda una vida atadas a las consecuencias del medicamento. «Habrá unas 300 personas afectadas, sin que muchas de ellas ni siquiera lo sepan», apunta Rafael Basterrechea, directivo de Avite.
José Javier Gramage, tras someterse a los protocolos establecidos por el Ministerio de Sanidad, y otros 23 españoles han obtenido el reconocimiento que les da derecho a percibir la ayuda.
Tras una larga reivindicación, la asociación Avite ha conseguido su objetivo, algo que José Javier ha recibido de muy buen grado, después de una vida sin saber los motivos de su situación. Fue consciente de que su estado podía «derivarse de la talidomida cuando tenía casi 40 años y ahora, cerca de los 50, llega esto. Es un alivio».
Este vecino de Ontinyent, como muchos otros afectados, se fueron enterando de la realidad cuando la asociación Avite inició su labor. «Nadie me daba explicaciones de lo que me había pasado, hasta que un familiar me dijo que había visto algo de la asociación», apunta.
En ese momento se dio cuenta de que «había nacido entre las fechas de las que se hablaba y me hizo sospechar». Y comenzó su lucha: «Me puse a investigar por mi cuenta y contacté con Avite».
José Javier tiene afectados los dos brazos. «Me he preocupado de hacer deporte, pero desde el hombro hasta el dedo no tengo un brazo normal. No hay músculo». Y ha tenido que acostumbrarse a vivir de esa manera.
Cada día tiene que afrontar muchas dificultades para disfrutar de la mayor normalidad posible. Tiene «bastante movilidad», aunque conducir un coche, uno de las aspiraciones a las que cualquier ciudadano accede sin demasiada dificultad, él no la ha podido alcanzar. «No puedo conducir». Era necesario adaptar el vehículo, algo que exige una inversión importante.
Con gran esfuerzo ha trabajado «en lo que he podido, siempre en oficinas técnicas. Ahora, en un taller ocupacional». Vive solo y no necesita que su casa esté adaptada. Se arregla como puede para llegar a los objetos que no alcanza.
José Javier facilitó «radiografías, fotos y todo cuanto estuvo a mi alcance», para incluirse en el proceso de reconocimiento del Ministerio de Sanidad que le dará derecho a la indemnización. Está convencido de que las ayudas «pueden llevar a más personas a contactar con Avite».
Para hacer efectivas las indemnizaciones, el Gobierno prepara un Real Decreto. El presidente de Avite, José Riquelme, explicó a Efe que se aprobará en «las próximas semanas». Consideró «muy positiva» la medida, como primer paso para reconocer pensiones, como en el resto de la UE; unidades médicas de referencia y cobertura de prótesis.
Este reconocimiento,a puntó, «será la puerta de entrada para que se vaya reconociendo la situación de todos los que viven bajo las nefastas consecuencias de un fármaco, que fue recetado a sus madres para las náuseas durante los primeros meses del embarazo».
En Tuenti
Los afectados con malformaciones por la talidomida reciben ayudas 50 años después

José Javier Gramage, el único valenciano que ha obtenido, de momento, el reconocimiento que da derecho a recibir una indemnización. :: FRANCISCO GARCÍA

La información de los barrios de Valencia y sus comercios, ahora en internet.
lasprovincias.es