lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 10 / 18 || Mañana 11 / 16 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Las Clarisas ceden a Gandia 120 obras de los siglos XV a XIX que se expondrán en el Museo

La Safor

Las Clarisas ceden a Gandia 120 obras de los siglos XV a XIX que se expondrán en el Museo

El nuevo espacio se habilitará en octubre en el Hospital de Sant Marc y acogerá cuadros de Rivera, Salzillo y Pedro de Mena

20.02.10 - 00:57 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El legado artístico de las monjas Clarisas de Gandia se expondrá de forma permanente a partir del 23 de octubre de este año. El Ayuntamiento y las religiosas han llegado a un acuerdo para que las obras de arte que atesoran desde hace más de cinco siglos se reúnan en el nuevo Museu de les Clarisses.
Este recinto albergará obras de pintores de renombre como Rivera, Paolo de Mateix y figuras de Salzillo y Pedro de Mena, el imaginerista por excelencia del arte español. Este nuevo espacio se habilitará en el Museu Arqueològic, en la calle Sant Marc, y será supervisado por las monjas que tendrán acceso directo, como ya adelantó LAS PROVINCIAS en junio de 2007.
El alcalde de Gandia, José Manuel Orengo, y la madre abadesa, Mari Cruz Mir, firmaron ayer el convenio que permitirá abrir el nuevo museo después del verano. El documento se firmó en dos salas separadas por una reja, ya que las religiosas son de clausura y no pueden abandonar el convento.
El alcalde reveló también que proximamente se pondrá en marcha una fundación que velará por la conservación de las obras y seguirá restaurando piezas. El nuevo museo reunirá 122 obras de arte, desde cuadros, tanto en tela como en tabla, a esculturas, bustos y relicarios, como matizó ayer el responsable de las relaciones con las Clarisas, Vicent Pellicer.
El también historiador y coordinador de la Xarxa de Museus de Gandia ha sido el principal artífice de que la ciudad pueda contar con este nuevo espacio expositivo. Sus buenas relaciones con las religiosas y su interés por restaurar sus obras han sido claves para que las monjas permitiesen que su fondo abandone el convento.
No obstante, las Clarisas también pusieron sus condiciones. La única y principal es que el legado se expusiera junto a su convento. Con esta petitición de las monjas sólo existía una solución habilitar el Museu de les Clarises en el antiguo hospital ya que linda con la residencia monástica.
En primer lugar se destinará al nuevo museo la casa que albergaba l'Agència de l'Habitatge y la Sala de Homes del Hospital, es decir una parte del Arqueològic. De momento el recinto seguirá albergando el MAGa hasta que se construya un nuevo edificio en el Parc de l'Est que dará cabida al Museu Arqueològic y al Museu Etnoògic.
La obra que donarán las religiosas es amplia. Se trata de 122 piezas entre las que se encuentran cuadros, retablos y esculturas. Como destacó Pellicer en la firma del convenio entre la piezas se ecuentran óleos de Rivera, de Paolo de Mateix, de Paolo de Sant Leocadi, de Joan de Joanes y de Juan Borrás. Pellicer comentó también que el fondo contiene dos bustos de Pedro de Mena y un 'jesuset' de Salzillo, así como diversas pinturas de la escuela de Rivalta.
Restauración de obras
El área de Cultura de Gandia comenzó a restaurar obras del convento en el año 2002. Hasta la fecha se han mejorado 36 piezas entre óleos y esculturas, algunas de ellas se han expuesto en los muestras que se organizaron en la Casa de la Marquesa.
Tal y como añadió el historiador, el convento se fundó a principios del siglo XV por la hija de Alfons el Vell, Violant d'Aragó. De esta época se conserva la primera obra de arte que atesoran las religiosas. Se trta de un cuadro de Santa Clara y Santa Agnés, que según Pellicer se elaboró sobre 1420.
Pero algunos años después las religiosas se vieron obligadas a dejar el covento por problemas económicos y «se trasladaron al convento de la Trinidad de Valencia». Posteriormente Lluís de Vic fue el encargado de que el recinto religioso volviera a abrir sus puertas.
Las monjas han ido acumulando obras con el paso del tiempo. Como relató Pellicer, en los siglos pasados la función de un convento en una ciudad tenía dos vertientes. Por un lado acoger a las mujeres con vocación y, por otra, acoger a mujeres que no encontraban marido o aquellas que sus familias no tenían la suficiente dote para casarlas.
Por estos motivos muchas vecinas de Gandia han accedido al monasterio en estos siglos. Su ingreso era motivo de alegría para las familias, por lo que se hacían regalos al convento, muchos de ellos cuadros y obras de arte.
Esto ha propiciado que el legado sea tan rico. «Tenemos la suerte de que muchas de estas imágenes están documentadas y sabemos quién las ha regalado, por lo tanto hablan de la historia de Gandia y de los Borja», añadió Pellicer. Y es que muchas mujeres de la familia Borja accedieron al convento, como María Enríquez abuela de Sant Francesc. El alcalde de Gandia sólo tuvo buenas palabras para la religiosa.
En el acto también estuvo presente el vicario general Vicente Fontestad que agradeció a las monjas sus rezos por Gandia, «por sus intenciones y por sus personas».
En Tuenti
Las Clarisas ceden a Gandia 120 obras de los siglos XV a XIX que se expondrán en el Museo

La madre abadesa firma el convenio tras la reja, mientras Orengo y el vicario general hacen lo propio frente a ella. :: N. FRANCÉS

Más imágenes destacadas de 1982
Las fotos de la pantanada de Tous de 1982 y sus consecuencias
Síguenos en ·
lasprovincias.es