Las Provincias

La Gendarmería francesa se ha unido al dispositivo de seguridad de la Tomatina

  • Un agente ha estado por primera vez este año entre más de 500 efectivos de los cuerpos de seguridad dispuestos para la celebración

El dispositivo de seguridad de la Tomatina de Buñol ha contado en esta edición, que se ha celebrado este miércoles, con la colaboración de la Gendarmería francesa que se ha incorporado por primera vez en los 70 años de la fiesta.

Así, un gendarme francés ha estado por primera vez este año entre más de 500 efectivos de los cuerpos de seguridad dispuestos para la Tomatina, con el objetivo de "contribuir a la coordinación de los efectivos de la fiesta para dar una respuesta más rápida a los posibles problemas que puedan surgir", según ha afirmado el alcalde de la localidad, Rafael Pérez en rueda de prensa tras un encuentro con el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues.

"Hay que destacar el importante despliegue que hemos hecho para esta fiesta, que es una de las más conocidas de España y que cuenta con una proyección internacional tan grande", ha señalado Moragues, que también ha destacado la presencia de los 160 efectivos de la Guardia Civil.

"El año pasado ya hubo una reducción de incidencias del 23 por ciento, esperemos que este año siga y que los cuerpos de seguridad estén al lado de la fiesta para cubrir cualquier problema que surja", ha añadido.

Moragues ha visitado el retén de la Guardia Civil de la localidad momentos antes del comienzo de la fiesta, donde ha reconocido la coordinación de los equipos de seguridad en las distintas áreas de la localidad y del recorrido de la 'batalla roja' junto a representantes de la Guardia Civil, la Policía Local de Buñol y el alcalde de la localidad.

Por su parte, Pérez ha señalado que es "primordial" la participación de efectivos de seguridad en la fiesta y ha destacado también los casi 150 sanitarios que están presentes. "Pese que no ha habido ningún problema relevante en los últimos cinco años, es necesario que se mantengan "para que de la fiesta sólo se recuerde la diversión".

Posteriormente, el delegado de Gobierno ha acudido al Ayuntamiento de la localidad, en el cruce entre la calle principal del recorrido y la plaza del final, donde se ha encontrado con el gendarme, el brigada Olivier Gauché, que ha indicado que ve "muy remarcable esta primera colaboración".

El dispositivo especial de seguridad empezó a las 22 horas de este martes y finalizará a las 22.00 horas de este miércoles. En él participan alrededor de 160 agentes de la Guardia Civil de diferentes grupos; 52 de la Policía Local; ocho de la Policía autonómica; 180 voluntarios de Protección Civil; 71 vigilantes y auxilares de Seguridad Privada y un dispositivo sanitario de seis médicos, 14 enfermemos/as y 10 técnicos sanitarios, doce ambulancias y un hospital de campaña.