Xbox One X saldrá a la venta en noviembre y costará 499 euros

Phil Spencer, durante la presentación de Xbox One X./Afp
Phil Spencer, durante la presentación de Xbox One X. / Afp
E3 | Videojuegos

Microsoft presenta su consola más pequeña hasta la fecha y también la más potente ya que podrá ejecutar juegos a «4K nativo»

Iker Cortés
IKER CORTÉSMadrid

Es la Xbox One más pequeña de la historia y, sin embargo, también es la más potente. Microsoft ha puesto nombre, fecha y precio a su próxima consola. Se llamará Xbox One S, se pondrá a la venta el 7 de noviembre y lo hará a un precio de 499 euros. Es, como es lógico, la consola más potente del momento: tendrá 12 GB de RAM, de los que 9 quedarán reservados para los videojuegos y 3 para el sistema. Dispondrá de una CPU con 8 núcleos X86 a medida que funcionarán a 2,3 GHz y una GPU con 40 unidades de computación también a medida a 1172 MHz. El ancho de banda de la memoria será de 326 Gb por segundo y dispondrá de una unidad de disco capaz de leer discos Blu-ray en ultra alta definición.

Más información

Los de Redmond prometen -y dieron varias muestras de ello a lo largo de la noche- la ejecución de juegos con HDR y, sobre todo, a una resolución 4K nativa, algo que a PlayStation 4 Pro, su competencia más directa, le queda lejos. «Es el procesador más potente jamás incluido en una consola», aseguraba con orgullo Kareem Choudhry, director de Ingeniería de Software de Microsoft, durante la conferencia previa al E3 de Los Ángeles. Y no solo servirá para dar mayor lustre a las últimas novedades, los juegos de la Xbox One original se beneficiarán de mejoras gráficas y de cargas más rápidas y al menos treinta juegos de esta generación -'Resident Evil 7' y 'Ghost Recon: Wildlands', entre ellos- recibirán actualizaciones para aprovechar al máximo el nuevo hardware.

Pero una consola no es nada sin sus juegos y es ahí donde quizá Microsoft flaqueó, no porque no hubiera juegos para su plataforma sino porque no hubo grandes exclusivas que son las que, a la postre, decantan al consumidor por una u otra consola. Además, casi todas las exclusivas de Xbox One llegarán a Windows 10 bajo el programa Play Anywhere (juega en cualquier parte). El espectacular 'Forza Motorsport 7' fue el título encargado de abrir la noche. Entre sus novedades: ciclos de día y noche, cambios meteorológicos dinámicos -los charcos de agua irán haciéndose más grandes a medida que pase el tiempo- y una jugabilidad a 4K nativos y a 60 frames por segundo. Es, sencillamente, espectacular.

La puesta de largo de la nueva máquina de Microsoft vino acompañada también de la presentación de títulos que, si bien no son exclusivos de Xbox One X, sí se beneficiarán de su potencia para mostrar gráficos en ultra alta defición. Es el caso de la tercera entrega de la saga 'Metro', apellidada 'Exodus', que llegará al mercado en 2018. La ambientación postapocalíptica sigue marcando un juego de acción y aventura en primera persona a todas luces grandioso. También hubo espacio para 'Assassin's Creed Origins'. La saga de Ubisoft, que el pasado año se tomaba por fin un descanso, regresa con ambientación nueva -Egipto- y con elementos de jugabilidad nuevos como la posibilidad de bucear o de defenderse con un escudo. El título correrá también en 4K nativos en Xbox One X.

La conferencia de anoche también sirvió para poner fecha a grandes esperados de Xbox One. Así las cosas, 'Crackdown 3' llegará a las tiendas el 7 de noviembre y el indie de plataformas y jefes finales 'Cuphead' lo hará el 29 de septiembre. No se puso fecha, en cambio, a 'Sea of Thieves', el juego multijugador de piratas de Rare, del que si se mostraron algunas mecánicas nuevas como los disparos en primera persona en tierra, el buceo y el combate entre navíos -mención especial para el detalle increíble del oleaje-. Además se anunció 'Ori and the Wild of the Wisps', la segunda entrega de 'Ori and the Bild Forest'.

'Minecraft' y el juego cruzado

Una cosa estaba clara, después de su adquisición, Microsoft no iba a desperdiciar esa gallina de los huevos de oro que es 'Minecraft'. El juego de construcción en primera persona permitirá juego cruzado entre Nintendo Switch, Windows 10, Xbox One y tabletas y además recibirá una actualización en otoño que posibilitará el juego a resolución 4K y añadirá mejoras gráficas y un aspecto algo más refinado.

'Forza Motorsport 7', 'Assassin's Creed Origins' y 'Minecraft'. / Agencias

A Xbox One llegará también en primer lugar un juego que en PC ha logrado ya 3 millones de usuarios. Se trata de 'PlayerUnknown's Battlegrounds', un juego de acción que recoge la premisa de películas como 'Battle Royale' y 'Los juegos del hambre' y enfrenta a cien jugadores en un vasto mapa en el que solo puede quedar uno.

'Deep Rock Galactic', 'State of Decay 2', 'The Darwin Project', 'Dragon Ball Fighter Z', 'Black Desert', 'The Last Night' -con un toque entre 'Flashback' y 'Blade Runner' precioso- 'The Artful Scape', 'Codevein', 'Super Lucky's Tale' y 'Ashen' son otros de los juegos que se han mostrado durante una conferencia que, a falta de una gran exclusiva, sí que se ha llevado varias primicias mundiales.

Quizá la más interesante ha sido la de 'Anthem', el título con el que Bioware y Electronic Arts parecen querer dar un paso más allá en lo que a mundos abiertos se refiere. El título pone al jugador a los mandos de un exoesqueleto con el que puede volar en un universo salvaje y misterioso con un nivel de detalle, a juzgar por la demostración, extraordinario.

La precuela 'Life is Strange: Before the Storm' y la segunda entrega del juego basado en 'El señor de los anillos', 'Shadow of War' también tuvieron un espacio en una conferencia que sirvió para anunciar que a finales de año la Xbox One no solo será compatible con algunos títulos míticos de Xbox 360 -de momento, son ya 385 los juegos que se pueden ejecutar- sino también con los de la primera Xbox, entre ellos 'Crimson Skies'.

Sorprende que Microsoft haya lanzado una máquina tan competente y sin embargo las demostraciones técnicas de su fuerza bruta hayan llegado, excluyendo de la ecuación al impactante 'Forza Motorsport 7', de estudios de fuera de la casa. 'Crackdown 3', 'Sea of Thieves' y 'Cuphead', tres de los títulos exclusivos para la máquina y para Windows 10, ya se habían dejado ver en anteriores ediciones de la feria para las versiones más modestas de Xbox One, así que apenas aprovechan el potencial de la máquina. Por eso resulta extraño que Microsoft haya apostado por exclusivas, a priori, temporales y juegos independientes, en lugar de perfilar un título que haga que la consola se convierta en una imprescindible. ¿Será la mayor potencia suficiente argumento para destronar a Sony y su PlayStation 4?

Fotos

Vídeos