Los abonados a plataformas de 'streaming' mantendrán sus servicios durante sus vacaciones por Europa

Fotograma de 'Salvando las distancias'. /
Fotograma de 'Salvando las distancias'.

El parlamento comunitario acaba con el bloqueo geográfico para desplazamientos temporales

R. C.

Según la Unión Europea de Radiodifusión, casi el 11% de los hogares europeos tenían una suscripción a un servicio de vídeo a la carta en 2016 y serán el doble en 2020. Pero cada vez que se marchaban de vacaciones, en viaje de trabajo o de Erasmus a otro país comunitario se encontraban con que no podían acceder a los servicios contratados debido a que se bloqueaba el acceso al encontrarse fuera del país en que originalmente se habían abonado.

El Parlamento Europeo quiere acabar con este inconveniente como hizo con el 'roaming' y desde el 1 de abril habrá un marco nuevo y más flexible. La nueva normativa permitirá que todos los suscriptores a servicios audiovisuales de música y vídeo en línea de un país (Filmin, Spotify, HBO, etc.) puedan disfrutar de ese contenido también cuando se encuentran temporalmente en otro Estado miembro. Según la institución europea, el objetivo es combatir la piratería y promocionar el acceso al contenido legalmente adquirido.

El único condicionante es que solo será posible cuando su estancia en otro punto de la Unión Europea sea durante un periodo limitado. «Si vive, por ejemplo, en Alemania, pero va de vacaciones, visita a su familia o trabaja en España, podrá acceder a los servicios que tenía en Alemania», asegura el demócrata liberal francés Jean-Marie Cavada, responsable del Parlamento en la negociación de las nuevas reglas. Evidentemente, los proveedores del contenido tendrán la posibilidad de verificar la ubicación de los suscriptores y podrán reclamar un comprobante oficial de su país de residencia. «El reglamento tendrá efecto retroactivo, lo que significa que también se aplicará a los contratos de suscripción ya existentes», recuerdan desde el Parlamento Europeo.

Fotos

Vídeos