La primera rueda impresa en 3D, inteligente y biodegradable

La rueda 3D presentada por Terry K. Gettys./RC
La rueda 3D presentada por Terry K. Gettys. / RC

Michelin presenta un concepto de neumáticos fabricados a partir de materiales reciclados y que se conectará con el conductor y el vehículo

EDURNE MARTÍNEZMontreal (Canadá)

La invención de la rueda fue sin duda uno de los acontecimientos que más han marcado la historia de la humanidad, y aunque desde entonces han evolucionado los materiales y la consistencia, el concepto sigue siendo el mismo desde hace miles de años. Uno de los mayores fabricantes de neumáticos del mundo, Michelin, ha decidido reinventar la rueda y para ello ha presentado su “sueño” en la movilidad del futuro: el neumático impreso en 3D, inteligente, biodegradable y conectado.

Durante el congreso internacional Movin’On celebrado en Montreal (Canadá), el fabricante francés ha hecho público un proyecto que se hará realidad “en 10 o 15 años” -según ha confirmado a este periódico el responsable de comunicación técnica de la empresa, Cyrille Roget- y con el que pretenden que los clientes puedan imprimir las ruedas de sus vehículos en menos de media hora.

Estos neumáticos, que no necesitan aire para sostener el vehículo, estarán fabricados a partir de materiales reciclados y serán biodegradables, en una clara apuesta por el cuidado del medio ambiente al que la compañía se comprometió recientemente. Asimismo, serán inteligentes ya que estarán conectados tanto al conductor como al vehículo, ofreciendo diferentes opciones al usuario dependiendo del terreno y la climatología.

Aunque aún se trata de un prototipo, el objetivo es tener un producto en el mercado “a medio plazo” fabricado con materiales reciclados y que también se puedan reciclar para minimizar el impacto que tiene el caucho en el medio ambiente.

Terry K. Gettys, vicepresidente ejecutivo de I+D de Michelin, ha explicado que el concepto de neumático ‘Vision’ es un proyecto en el que la compañía trabaja desde “hace mucho tiempo” como un sueño “muy realista”, y ha destacado la composición de materiales de origen natural y 100% biodegradables.

Respecto a la ubicación de las impresoras 3D que fabricarán las ruedas, el responsable de comunicación técnica ha afirmado que “lo ideal” es que fuera en “gasolineras, centros comerciales o lavaderos de coches”. “Sabemos que es un sueño, pero también que es realizable a medio plazo”, ha explicado Roget.

Fotos

Vídeos